Menú Buscar
El Salón Inmobiliario debate los retos a los que se enfrente en la era digital en la BMP / CG

La era digital aparta a los intermediarios inmobiliarios

En el Barcelona Meeting Point se debaten los desafíos que supone la cuarta revolución industrial en el sector, y las propuestas para afrontarlos

5 min

La revolución tecnológica ha obligado a cambiar las formas de trabajar en todos los ámbitos, y el sector inmobiliario puede que esté llegando un poco tarde. Así lo han reflejado los expertos que han participado en una de las conferencias organizadas por la edición 21 del Barcelona Meeting Point.

Aleix Valls, representante de la inmobiliaria Colonial (y exdirector en la Fundación Mobile World Capital Barcelona) ha sido claro: la era digital está llevando a la desintermediación del sector, hacia allí va el cambio. Plataformas como Fotocasa o Idealista son el reflejo de estos nuevos modos de interacción con el usuario, haciendo la experiencia más agradable, sencilla y rápida.

Adaptar el mundo inmobiliario a las nuevas tecnologías no se conseguirá de la noche a la mañana. La tendencia es el PropTech —sector compuesto por aquellas start ups que combinan un componente tecnológico con la aportación de valor al mundo inmobiliario—.

No abusar de la tecnología

En cuanto al uso de las tecnologías, el líder de Colonial asegura que más que el internet de las cosas, “está de moda el internet de las cosas absurdas”, y critica el intentar vender un piso con realidad virtual que solo consigue “dejar al cliente mareado”, cuando aplicar bien esa tecnología significaría, por ejemplo, enseñar una obra nueva.

Aleix Valls recomienda a las inmobiliarias “buscar compañeros de viaje”, unirse a start ups tecnológicas, pero no utilizarlas como meros proveedores sino invertir en ellas. Y por otro lado “sacarse la prepotencia corporativa”, es decir, que no por ser una compañía conocida otras querrán ser parte de ese proyecto.

Comportarse como 'start up'

Javier Rodríguez Zapatero, ex director general de Google España y Portugal y presidente de la escuela de negocios ISDI, considera que desde lo inmobiliario tienen que ser capaces de adaptarse, y la gran pregunta es cómo puede variar el modelo de negocio. “Las compañías que triunfan hoy como Airbnb o Uber no existían hace 15 años, y lo que hoy tienen no son activos sino plataformas”.

No hay respuestas fijas, asegura, pero todo se orienta a entender al consumidor, ser ágiles y flexibles. Implica un cambio cultural: “Se trata de comportarse como una start up, aunque sean grandes compañías”.

Comprender el mercado

Si se trata de entender hacia dónde va el mercado inmobiliario, las plataformas on line parecen tenerlo bastante claro. Montse Lavilla, directora de marketing de Fotocasa, explica que los portales inmobiliarios se han convertido en una herramienta imprescindible para las agencias, aunque asegura que no son una competencia, sino un canal más. “En el sector inmobiliario pasa igual que como ha pasado con los medios de comunicación: se decía que cuando apareció la televisión iba a acabar con la radio, y así ha pasado en muchos ámbitos; sí que cambia el panorama, pero no se trata de sustituir sino de adaptarnos y reinventarnos, hay sitio para todos”.

Lavilla dice que la clave del éxito del portal inmobiliario es centrarse en las necesidades de los clientes, tanto profesionales como particulares. “Las empresas no estamos ya para vender producto, sino que entramos en una etapa mucho más humanista en la que debemos entender a quién damos servicio”.

La gran pregunta que surge es entonces ¿cómo se digitaliza el mundo inmobiliario? Los expertos coinciden en que no hay una receta fija, ni pautas comunes, pero sí es importante la formación, tener el conocimiento necesario sobre el momento del mercado y saber retener, transformar o incorporar el talento digital.