Menú Buscar
Un conductor reposta diésel en una gasolinera / PIXABAY

Los fabricantes de coches advierten al Gobierno que los diésel contaminan el 15% menos

Anfac pide “prudencia” ante el anuncio de incrementar la fiscalidad a este tipo de motores y le exige ayudas para actuar contra un parque cada vez más envejecido

05.09.2018 15:27 h.
3 min

“El problema no es el diésel, son los coches viejos que circulan por nuestras carreteras”. El vicepresidente ejecutivo de la patronal de fabricantes de vehículos Anfac, Mario Armero, concluye de esta forma la petición que hace el sector tras el anuncio del Gobierno de incrementar la fiscalidad a los vehículos que usan este tipo de motores. Afirma que los motores consumen el 25% menos y evitan que el 15% más de emisiones de gases de efecto invernadero lleguen a la atmósfera si se comparan con los motores de gasolina.

El responsable de Anfac indica en un comunicado que el relato político contra el diésel “no responde a la realidad actual de esta tecnología”. La patronal señala que los efectos son negativas tanto para las ventas como por los consumidores y la transformación de la industria de la automoción, que debe virar ahora para adaptar sus procesos productivos para responder a las nuevas demandas de los consumidores.

Innovación tecnológica

Afirma que una posible subida de impuestos al carburante diésel “no puede estar justificado, en todo caso, por sus emisiones contaminantes”. Recuerda que la innovación tecnológica de los últimos años ha propiciado una disminución progresiva “de los límites de NOx y de partículas de los motores diésel hasta asimilarlos a los de gasolina”.

Nuevos filtros, la mejora de la aerodinámica y sistemas de propulsión innovadores que se traducen en una mayor protección del medio ambiente. Advierten de que los nuevos motores diésel “emiten hasta el 84% menos de emisiones contaminantes NOx y un 90% menos de partículas que los automóviles de más de 15 años de antigüedad”. Además, lleva a que se vendan más coches con motores de gasolina con “mayores emisiones de CO2 que dificulta la lucha contra el cambio climático”. 

Ayudas al coche eléctrico

Por todo ello, la patronal reclama al Gobierno de Pedro Sánchez que se siente a negociar la nueva fiscalidad que ha anunciado. Armero reclama una “transición adecuada y no forzada hacia la movilidad cero y bajas emisiones con políticas apropiadas y con plazos razonables”. Así como nuevos planes de ayuda para el “desarrollo de la movilidad cero y las bajas emisiones”.

Pide más recursos por los programas MOVALT y VEA y que se “dinamice la figura del gestor de carga” para estimular la adquisición de este tipo de vehículos. Sin la infraestructura necesaria que garantice el uso de los coches enchufables, la disposición de electrogasolineras, se advierte de que la movilidad eléctrica nunca será una realidad.