Menú Buscar
Sala de reuniones de Crónica Global / CG

'Crónica Global' implanta un programa de Compliance

Es el primer medio digital nacido en Cataluña que instituye un código de estas características

5 min

Crónica Global ha instaurado un programa de Corporate Compliance en el seno de su propia organización. Su objetivo reside en promover una verdadera cultura ética corporativa de respeto a la ley.

Con tal finalidad, trata de asegurar que los redactores, empleados y colaboradores de Crónica Global desplieguen las mejores prácticas periodísticas no sólo ante los lectores, sino también en las relaciones con los clientes de nuestra empresa, los proveedores y la sociedad en general. Hasta la fecha, prácticamente solo los grandes consorcios del Ibex 35 han puesto en funcionamiento semejantes programas.

Maria Jesús HernándezEl consejo de administración de Crónica Global Media SL aprobó la creación e introducción del Corporate Compliance. La encargada de llevar a cabo la iniciativa ha sido la abogada María Jesús Hernández Elvira, socia del bufete CRH Legal. Hernández es una jurista de largo recorrido, que anteriormente trabajó en los despachos Ontier España y Rousaud Costas Durán. Entre 1999 y 2013 ejerció de jueza en las islas Canarias.

En los últimos meses, el programa se ha establecido de forma progresiva en el quehacer cotidiano de la compañía. Todos los empleados de Crónica Global han asistido a cursos de formación, a fin de familiarizarse con él.

Con el objetivo de ofrecer la máxima transparencia, la parte más relevante del programa es accesible por nuestros lectores en la web de Crónica Global.

Criterios estrictos

A fin de desplegarlo, nuestra sociedad ha sido objeto de una due diligence o auditoría interna, enfocada a verificar que cuenta con los mecanismos adecuados y suficientes para acreditar que se han adoptado todas las medidas de control necesarias sobre los empleados y colaboradores. También para evitar que se puedan cometer algunos de los delitos susceptibles de generar responsabilidad penal a las personas jurídicas.

La Fiscalía General del Estado establece los criterios de valoración de los programas de Corporate Compliance que deben implantar las empresas para beneficiarse de la eximente de responsabilidad penal.

Entre otros aspectos, incluye la existencia de una cultura de cumplimiento normativo en la organización, que se debe trasladar desde los órganos directivos hacia todos los empleados; la aprobación de políticas y protocolos escritos en relación con los distintos ámbitos de riesgo de comisión de actividades ilícitas; y la existencia de una dotación presupuestaria que cubra todos los gastos necesarios para el establecimiento completo del programa de Compliance.

Garantía de independencia

Una vez culminado el proyecto, se crea la figura del director de cumplimiento o Chief Compliance Officer, que es el responsable de prevenir la comisión de delitos. El consejo de administración de la empresa asume tal papel.

Para ejercer su cometido con absoluta libertad e independencia, el Chief Compliance Officer goza de sólidas garantías estatutarias dentro de la compañía, cuya observancia está asegurada en todo momento.

Las principales garantías son la estricta independencia de su función y criterio respecto del negocio; la autoridad para tomar decisiones y formular recomendaciones que sean implementadas con seriedad y eficacia en todos los niveles de la organización; y la proximidad con la práctica del negocio e implicación cotidiana en sus operaciones.

En los últimos años, todas las compañías integrantes del Ibex 35 han creado figuras similares. Algunos medios periodísticos también han dado un paso al frente para dotarse programas de Compliance.

Sin subvenciones ni publicidad institucional

Crónica Global Media SL rechaza todo tipo de subvenciones públicas de las administraciones. Así lo acordaron los accionistas cuando fundaron este medio hace ahora justo dos años.

Las subvenciones a fondo perdido que el Gobierno catalán reparte a discreción a 362 medios informativos de esta comunidad son un elemento perverso que coarta la libertad periodística, lamina la línea editorial y supone un corsé asfixiante para todo medio que se precie de tal nombre.

El reciente cambio legislativo aprobado por el Parlamento catalán profundiza la sumisión de los medios que reciben dinero de la Generalitat y refuerza la decisión de Crónica Global de mantener su independencia política y económica.

Además, este medio es sistemáticamente marginado en el reparto de publicidad institucional, pese a que ocupamos el segundo puesto por audiencia en el ranking de OJD de las publicaciones catalanas.

Destacadas en Business