Menú Buscar
Sede de 'La Vanguardia' en la Diagonal de Barcelona / EFE

‘La Vanguardia’ pierde un millón de euros en 2017, un 10% menos

El resultado del medio de comunicación está afectado por los 3,5 millones de indemnizaciones que hubo de pagar a nueve exempleados

05.09.2018 00:00 h.
4 min

El diario barcelonés La Vanguardia saldó el ejercicio de 2017 con una mejoría de las diversas rúbricas de sus cuentas, en comparación con las del año anterior. Pese a ello, todas las partidas siguen arrojando resultados negativos.

A esa mejoría han contribuido en particular dos factores. Uno es el alza de la recaudación publicitaria de la edición electrónica. El otro radica en la mengua de los gastos correspondientes a los aprovisionamientos y los servicios exteriores. En el polo opuesto, las cuentas registran el impacto de la salida de nueve periodistas, que deja la plantilla en 210 profesionales. Por tal motivo, la empresa editora tuvo que hacer frente a unas indemnizaciones de 3,5 millones de euros. Según fuentes de la cúpula de Grupo Godó dicho gasto ha sido determinante en los resultados adversos.

Publicidad al alza

Según la auditoría de La Vanguardia Ediciones, la cifra de negocio se contrajo el año pasado de 96,8 a 94,1 millones. Alrededor de 1,5 millones proceden de la publicidad institucional de la Generalitat, el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona. Otros 728.000 euros corresponden a las subvenciones de varios departamentos del Gobierno catalán. Los ingresos por publicidad aumentaron un 4%, gracias al tirón de la edición digital, cuya audiencia creció un 35% y se encarama al podio de España.

Por el contrario, las entradas por venta de ejemplares volvieron a caer. La Vanguardia vendió el año pasado una media de 105.811 ejemplares diarios, con una merma del 7,9% sobre el registro de 2016. En el sector periodístico el promedio de recorte se cifra en el 9%, con lo que se mantiene la tónica recesiva de los últimos años.

Resultados

Los avances fueron insuficientes para conseguir que la cuenta de resultados pasase a la senda de los números negros. Así, las pérdidas de explotación se rebajan de 1,23 a 1,08 millones.

El resultado antes de impuestos también experimenta una mejoría --de 1,22 millones a 1,09-- aunque continúa en negativo. Gracias a la activación de créditos fiscales, el déficit final se comprime de 905.000 a 816.000 euros.

Magnitudes históricas

En el primer semestre de 2018 el retroceso continúa, al igual que acontece en el resto de la prensa de papel. A finales de junio, el buque insignia de Grupo Godó lograba una difusión diaria de 98.441 ejemplares, lo que supone que por primera vez en muchas décadas el veterano rotativo barcelonés pierde el mítico nivel de las 100.000 copias diarias.

En los tiempos recientes, la cima de La Vanguardia se alcanza en 2007, cuando vende 213.413 periódicos diarios. Ese año, la facturación también alcanza su cumbre con 219 millones. En este periodo de once ejercicios, el gran diario catalán ha rubricado cinco con beneficios y seis con números rojos. El saldo total arroja un quebranto de 16,6 millones.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información