Se liquida PTV, exdueña de Boí Taüll

Promocions Turístiques de la Vall, exgestora de la estación de esquí, no ha podido superar el concurso y se disuelve

Imagen de la estación invernal de Boí Taüll
05.04.2019 00:00 h.
3 min

El Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona ha dictado una resolución por la que declara la rescisión del convenio de acreedores de la entidad Promocions Turístiques de la Vall SA (PTV), debido a su incumplimiento. En consecuencia, el juzgado ordena la apertura de la fase de liquidación.

El administrador concursal habrá de presentar un plan para liquidar los bienes y derechos integrados en la masa activa.

Asimismo, el juzgado declara vencidos anticipadamente los créditos concursales aplazados, disuelve la sociedad y ordena el cese del administrador, el empresario madrileño Emilio Nozaleda Arenas.

Boquete descomunal

Promocions Turístiques de la Vall SA era la compañía gestora de la estación de esquí y el recinto hotelero y vacacional de Boí Taüll. PTV pertenece al grupo inmobiliario madrileño Nozar, que se declaró en quiebra en 2009 y hoy presenta un agujero patrimonial próximo a los mil millones de euros.

La propia PTV, arrastrada por la aparatosa insolvencia de su matriz, instó concurso voluntario en 2012, con una deuda de 40 millones.

Ante la incapacidad financiera de la compañía para gestionar la estación invernal, en 2014 la Generalitat se hizo con los activos de la empresa. De esta forma se evitó el cierre, lo que habría ocasionado un grave problema laboral en la comarca del Pallars Jussà, muy dependiente de Boí Taüll.

Además, la Generalitat adquirió un crédito de 7,3 millones que PTV tenía contraído con el Institut Català de Finances.

El esquí, un negocio público

En dicha operación se pactó que PTV mantendría la gestión del complejo durante los cinco años siguientes. Pero PTV no remontó y a finales del año pasado hubo de renunciar a la explotación, que desde entonces asume el Gobierno catalán.

De esta forma, la Generalitat pasa a administrar en total 6 estaciones de esquí en Cataluña.

Además de Boí Taüll, que tiene 42 kilómetros, bajo su mando están La Molina, con 61 kilómetros de pistas; Port Ainé, 30; Espot, 28; Vallter 2.000, 10; y Vall de Núria, 7 kilómetros.

En Cataluña funcionan otras tres estaciones privadas, Baqueira Beret, que dispone de 120 kilómetros de pistas de esquí; La Masella, 76; y Port del Compte, con 50.

Salvo Boí Taüll, que depende de la sociedad pública Avançsa, las restantes estaciones de la Generalitat están adscritas a Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC). Todas ellas registran números rojos desde hace tiempo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información