Menú Buscar
Los seis miembros del consejo de Hispania, cuando salió a bolsa en 2014

Hispania, la mina de oro de Azora gracias a la OPA de Blackstone

Concha Osácar, Fernando Gumuzio y el grupo mexicano Canepa cobran por partida doble en la socimi, unos 225 millones en cuatro años por sus acciones en la sociedad y por los incentivos como gestora

27.06.2018 00:00 h.
5 min

Los accionistas de Hispania se salieron con la suya. Finalmente, al fondo Blackstone no le ha quedado más remedio que estirarse un poco más para quedarse con la socimi Hispania. Lo ha hecho tanto que los 18,25 euros que pagará por cada acción están algo por encima de lo que se había barajado.

De esta manera, el gigante estadounidense --que se ha comprometido en la OPA a pagar 1.843 millones por el 83,44% de la socimi que no controla--, ha querido cortar de raíz esos rumores que se habían vertido en los últimos días, relativos al lanzamiento de una posible contraoferta.

No obstante, todavía hay tiempo. El que quiera poner sobre la mesa una oferta alternativa tiene de plazo hasta el 8 de julio, cinco días antes de que el 13 finalice el periodo de aceptación.

Blackstone desactiva la guerra de OPAs

Aunque, a la vista de los escasos movimientos registrados en bolsa desde el pasado viernes --cuando Blackstone incrementaba la contraprestación un 4,6% desde los iniciales 17,45 euros por acción--, no parece que nadie esté dispuesto a entrar en una guerra de OPAs con el fondo presidido por Steven Schwarzmann.

Entre quienes ya no moverán un dedo está la propia empresa, cuyo consejo presidido por Rafael Miranda ha dejado a un lado los recelos iniciales para, ahora sí, considerar “atractiva” la oferta revisada y, por tanto, recomendar su aceptación. Así lo harán los seis consejeros de socimi, que suman 48.108 acciones, representativas del 0,044% del capital de Hispania.

Contrato estratosférico

Entre esos consejeros, Concha Osácar y Fernando Gumuzio, los dos fundadores de Azora, la gestora de Hispania, que han encontrado en este contrato de servicios, firmado con Hispania a mediados de 2014, un auténtico maná.

Los algo más de 3 millones de euros que cada uno recibirá por los sendos paquetes de 166.287 acciones de Hispania que cada uno ostenta por su presencia en el órgano de gobierno de la socimi son pecata minuta.

Entre unas cosas y otras, entre lo que ya han cobrado desde mediados de 2014 y lo que les espera una vez que se cierre con éxito la OPA de Blackstone, Osácar, Gumuzio y el grupo inversor mexicano Canepa se repartirán unos 320 millones de euros en estos cuatro años, en su doble condición de accionistas y de gestores de la socimi. Unos 225 millones para Azora y otros 95, solo para los aztecas por su 4,8%.

Echando cuentas

Osácar y Gumuzio se reparten, a partes iguales, el 50% de Azora a través de las sociedades Baztán Consultores y Hermanos Bécquer, respectivamente, mientras que los aztecas de Canepa suman el 25%. De esta manera, como Azora ostenta 1,17 millones de acciones de la socimi, la aceptación de la oferta de Blackstone supondrá que Gumuzio, Osácar y Canepa se repartan, a partes iguales, 16 millones.

Canepa no se quedará ahí. Como sociedad gestora del fondo Row (socio de control de Tarmelane, tenedor de 5,25 millones de acciones de Hispania), recibirá otros 96 millones.

A partir de aquí, hay que sumar los ingresos de Azora como gestora. Por el lucrativo contrato que firmaba con Hispania en 2014, ni Gumuzio ni Osácar han recibido un euro por su condición de consejero, ni siquiera dietas por su asistencia a las comisiones delegadas. Pero lo han compensado con creces, con esos más de 40 millones recibidos por Azora.

Honorarios base e incentivos

Una retribución desglosada en honorarios base e incentivos. Además, la gestora se garantizaba un pago compensatorio caso de que Hispania decidiera la resolución anticipada del contrato.

Los honorarios base, pagados religiosamente cada trimestre, equivalían a una comisión vinculada al porcentaje de inversión de los fondos iniciales, mientras que los incentivos solo los recibía Azora cuando Hispania repartiera dividendos.

Con la OPA, 173 millones para Azora

A partir de aquí, Blackstone, al hacer pública la oferta por la socimi en abril, desvelaba que Azora tenía reconocidos el cobro de 173 millones por incentivos ligados a que la OPA se salde con éxito.

Con esta operación, junto a los 46 hoteles de Hispania, Blackstone sumaría los 14 establecimientos que ya obran en su poder, los que compraba al Banco Sabadell, en octubre de 2017, al adquirir las cartera de HI Partners por 630 millones.

Adicionalmente, la socimi cuenta con 25 edificios de oficinas con más de 153.000 metros cuadrados --cuya venta al fondo Tristan por unos 600 millones quedó paralizada por la OPA-- y cinco edificios residenciales con 750 pisos en alquiler.