Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de la sede del Banco de Sabadell en Barcelona / EUROPA PRESS

Banco Sabadell cierra el ERE con 1.605 despidos y un 61% de prejubilaciones

El consejero delegado, César González-Bueno, revela que el ajuste se ha saldado con un exceso de solicitudes

2 min

El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, ha informado de que el 61% de las extinciones del expediente de regulación de empleo (ERE) de la entidad han sido prejubilaciones de trabajadores mayores de 55 años. El resto de salidas corresponderá a bajas incentivadas.

En total, el grupo despedirá a 1.605 empleados --cifra máxima prevista para el recorte-- en el marco de su plan estratégico para abaratar 100 millones de euros anuales hasta 2023.

Exceso de peticionarios

El plazo de adscripción voluntario a la reestructuración concluyó el pasado 15 de noviembre, y el banco ha detallado que comunicará el 2 de diciembre la resolución final de las solicitudes de adhesión al ERE.

Según ha explicado, el proceso se está llevando a cabo de forma ordenada y se ha registrado un exceso de peticionarios debido a las condiciones de salida ofrecidas para los trabajadores más veteranos. El primer directivo de la compañía ha participado este lunes en el XII Encuentro del Sector Financiero que organiza el diario Expansión.

El ERE "tenía sentido"

Por otro lado, el consejero delegado ha destacado que hay algunos empleados que han visto alternativas en otros sectores y que se beneficiarán de los planes de recolocación puestos en marcha.

González-Bueno ha justificado un ajuste que "tenía todo el sentido" y que no ha afectado a la capacidad del banco. "Es un proceso del que tenemos que estar orgullosos nosotros, los sindicatos y nuestra propia gente", ha afirmado.

Consolidación digital

Por otro lado, el primer directivo ha resaltado que las transacciones con presencia física en oficina se han reducido un 66% tanto por el impulso de la demanda como por la transformación de la oferta.

En este contexto, el banco seguirá profundizando en su digitalización, aunque sin dejar de lado la personalización y la necesidad de tratar las necesidades específicas de los clientes.