Menú Buscar
Francisco Reynés, vicepresidente y consejero delegado de Abertis, en una imagen de archivo / CG

Abertis se deja querer por otros

La falta de aceptación de la OPA presentada por Atlantia alienta al resto de inversores interesados en el grupo a preparar ofertas alternativas más ventajosas

17.05.2017 00:00 h.
7 min

Los grandes accionistas de Abertis se resisten a aceptar la oferta pública de adquisición (OPA) presentada por Atlantia sobre el 100% del capital del grupo. Más de 48 horas después de que la operación se formalizara, Criteria y los grandes fondos que están en el capital de la gestora de infraestructuras mantienen la tensión con el grupo italiano. Una actitud que ha despertado de nuevo el apetito de los mercados internacionales.

“El melón de la venta de Abertis está abierto”, indican fuentes cercanas a la empresa. Los mismos interlocutores reconocen que el desenlace de la situación actual pasa por un cambio sustantivo en el capital del grupo, pero advierten de que es pronto para saber en qué dirección.

Canje en efectivo superior

Atlantia no calculó bien el perímetro económico de la operación, coinciden todas las fuentes consultadas. Incluso los analistas advierten de que la OPA es perfecta desde el punto de vista de los italianos --ofrecen 16,50 euros por acción o un intercambio limitado por títulos especiales de Atlantia que no cotizarán hasta febrero de 2019-- pero no tanto para los accionistas de Abertis.

Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, considera que para incrementar el interés de Barcelona conviene ampliar las “facilidades de canje de acciones para participar en la nueva compañía”. Afirma que al unir ambos negocios tiene “mucho sentido” empresarial y que asegurarse la presencia en el grupo tras la integración es en estos momentos más interesante que apostar por el efectivo.

Luis Bosch, responsable de activos financieros de DiverInvest, asegura que el precio les parece “tan sólo suficiente”. Si Atlantia hubiera llegado a los 18 euros de las estimaciones más optimistas, “hubiera sido más interesante y entonces sí nos plantearíamos recomendar vender la participación en Abertis”. Recuerda que los títulos han oscilado en una banda entre los 10 y los 18 euros desde 2009.

Ofertas alternativas

Las ofertas alternativas que se preparan resuelven el capítulo de la retribución a los accionistas. Los grupos que se han acercado con total discreción a la cúpula y a la propiedad de Abertis no tienen problemas para plantear desde el minuto uno los ansiados 18 euros que se dan como tope de la OPA.

Pero las uniones alternativas no serían tan ventajosas desde el punto de vista empresarial. Las propuestas también se pueden usar para forzar a Roma a mover ficha. Tanto en una revisión al alza de las condiciones de la operación como para zanjar otras cuestiones centrales en estos momentos para la holding de la Fundación Bancaria La Caixa como es el modelo de gobernanza de la nueva Atlantia.

El futuro de Hispasat

Otra cuestión distinta es el futuro de las tecnologías en la órbita de Abertis que están en juego en la operación. El ministro de Economía, Luis de Guindos, recordó este martes en Barcelona que el Gobierno debe autorizar un eventual cambio de control en el accionariado en Hispasat porque es un “activo estratégico” para el país. El grupo capitaneado por Francisco Reynés intenta desprenderse desde hace años del 57% del capital que controla en la compañía.

El ministro advirtió de que se tomará la “mejor decisión teniendo en consideración el interés general”. ¿Dejará el control de los satélites de comunicación españoles en manos de Italia? Las apuestas mayoritarias apuntan a que la participación se quedará en España. Pero es abrir una operación compleja, ya que el Estado no estaría en condiciones de pagar para ampliar su actual 9,26% del capital al 66,31% que sumaría con Abertis.

La gestora compró en febrero de 2012 la participación histórica de Telefónica en la empresa de satélites. Amplió su capital en julio de un año más tarde hasta el 57,05% actual al adquirir los títulos que controlaba el Ministerio de Defensa. Es el accionista de control de Hispasat.

El futuro de Cellnex

La operación que está más clara es la venta del 34% del capital de Abertis en Cellnex. Atlantia ha dejado claro que quiere hacer caja con la gestora de torres de telecomunicaciones que preside Reynés para liquidar parte de la deuda que deberá contraer para pagar la OPA, valorada en unos 3.300 millones de euros.

Tampoco parece que despierte el interés del resto de sociedades que se plantean como alternativa al grupo italiano. Desde DiverInvest manifiestan que Cellnex es una empresa con activos interesantes hoy en día pero con un situación geográfica algo desfavorable.

Cotización de Cellnex ‘cara’

“Posiblemente tendrán problemas si no actualizan sus activos de cara a los nuevos avances tecnológicos y necesidades de los usuarios”, declara Luis Bosch. Puig, de GVC Gaesco Gestión, por su parte, apunta que se trata de una empresa “que no cotiza barata” y con un perfil que no la convierte en un “activo estratégico” para cualquier OPA sobre Abertis.

Su recomendación es clara. Mantiene que si se tiene en cuenta que hay acciones de otras compañías más baratas, es preferible salir de Cellnex ahora que la cotización está en “niveles correctos” y plantear una inversión alternativa.

Abertis, en rojo en el parqué

Abertis cerró por segundo día consecutivo en rojo en la bolsa de Madrid. Los títulos de la compañía cedieron otro 0,31% y su intercambio se situó en los 16,3 euros, a un nivel similar que la oferta de Atlantia.

La compañía italiana, por su parte, se apuntó un nuevo repunte del 1,69% hasta los 25,23 euros. Otra muestra de quién es por ahora el más beneficiado por la operación. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información