Un 66% de los turistas pagaría más por marcas ecológicas

La concienciación es mayor entre las generaciones 'millennial' y Z que entre los 'baby boomers'

4 min
Un turista en las montañas de Noruega
19.06.2017 14:24 h.

Un 66% de los turistas, casi siete de cada diez, estaría dispuesto a pagar más por una marca ecológica y sostenible, esto es, ecoturística. El estudio Turismo ecológico y sostenible: perfiles y tendencias, de GRIT-Ostelea, desvela también que la concienciación es mayor entre las generaciones millennial y Z que entre los baby boomers.

El turismo​ ecológico ha pasado de representar el 7% del total en 2010 al 25% en 2016, según el citado informe. La acción de la ONU de nombrar el 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo ha hecho visible el aumento. Es para destacar que los viajes por placer suponen el 5% de las emisiones globales, y los países receptores sufren un alto coste medioambiental.

Clase social acomodada

El informe define al ecoturista como persona con muy buena educación, viajera experimentada y procedente de entornos socioeconómicos con alto poder adquisitivo. Además, participa en todo tipo de actividades al aire libre, desde senderismo y acampada, hasta observación de animales, pesca y caza.

Por generaciones, un 71% de los millennials y los Z están dispuestos a pagar más por la sostenibilidad, frente a un 51% de los baby boomers (nacidos a mediados del siglo XX) que cree que la cultura y la sociedad local son las razones para visitar un destino.

El ecoturista español

El visitante europeo invierte 15,6 noches en el destino ecológico, con un gasto de 1.190 euros por estancia o 76,28 euros al día. El ecoturista español —mujer de 35 años a 55 años y alto poder adquisitivo—, sin embargo, además de ser minoría, pernocta una media de 7 noches y gasta 50 euros al día, un 34% menos que la media europea.

Es el turista norteamericano el que más gasta, alrededor de 1.017 euros durante una estancia media de 9,8 noches, representando un gasto diario de 104 euros. Esto supone 27 euros más que el ecoturista europeo.

Por países, España, Italia, y Bulgaria se encuentran a la cabeza en implementación de modelos de gestión turística sostenible. España dispone de un total de 17 destinos con la certificación Biosphere Destination, ocho de las cuales se encuentra en Cataluña, seguida de Canarias, con cuatro, y País Vasco, con tres.

Los obstáculos del sector

El informe concluye enumerando las tendencias en el sector del ecoturismo y también detalla los principales obstáculos a los que se enfrenta el desarrollo del sector.

El primer impedimento para el turista a la hora de adquirir un viaje es el riesgo financiero ante un viaje con unos beneficios poco tangibles. La falta de comunicación y de información sobre el destino reduce, por otro lado, la posibilidad de comprar el viaje. En tercer lugar, el informe destaca que no todos los turistas son capaces de reducir los niveles de confort para experimentar un viaje de ecoturismo.

Por otro lado, las restricciones en el número de visitantes de las áreas protegidas puede convertirse en un impedimento para muchos turistas en todo el mundo. Por último, la falta de innovación en el producto ecoturístico es otro de los desafíos para este sector.

¿Quiere hacer un comentario?