La enfermera catalana de los 300 contratos

La Consejería de Salud se lava las manos ante casos como el de M. y otros 4.000 eventuales del sistema público

3 min
Fachada del Hospital Josep Trueta, donde una enfermera como la de la imagen lleva 20 años como eventual / CG
Ignasi Jorro @IgnasiJorro
05.10.2016 00:00 h.

Hasta 300 contratos en veinte años. Este es el caso de M., una enfermera que trabaja en el Hospital Josep Trueta de Girona y una de las 4.000 trabajadoras eventuales del sistema sanitario catalán. La situación de profesionales como la entrevistada se trató la pasada semana en la Mesa Sectorial del Instituto Catalán de la Salud (ICS), y recalará en la mesa de Meritxell Borràs (CDC), consejera de Gobernación, en la próxima Mesa General de la Función Pública. ¿La demanda sindical? "Acabar con las baterías de contratos".

"Llevo casi veinte años trabajando en un hospital del ICS. He firmado todo tipo de contratos: de seis meses, de tres, de fin de semana, sustituciones, etc", explica M. a Crónica Global desde el anonimato.

La temporalidad permanente ha tenido un impacto sobre la vida de la empleada pública. "Dicen que somos funcionarios privilegiados. Pero yo no tengo vacaciones y algunos meses no sé si trabajaré la semana siguiente. Es imposible hacer planes", lamenta.

Problema sobre Gobernación

Casos como el de M. se discutieron la pasada semana entre la mesa de interlocución entre los sindicatos y el ICS. Los representantes de los trabajadores recordaron que varias sentencias del Tribunal de Justicia Europeo y de cortes españolas emplazan a las administraciones a no tener a falsos fijos.

"Pedimos más plazas fijas al ICS y nos dijeron que dependía de la dotación presupuestaria. Que lo traspasarían a Función Pública. Nos parece un tema importante, pues hay más de 4.000 personas en esta situación en la red pública", señalan fuentes de CCOO.

Así, la precariedad laboral en la empresa pública llegará a la mesa de Meritxell Borràs (CDC), que decidirá si acaba con esta situación.

"Son plazas necesarias"

Mientras el Govern se escuda en la falta de recursos, los profesionales del ICS, el mayor proveedor sanitario público de Cataluña con ocho hospitales complejos y más de 300 centros de atención primaria, sufren las consecuencias.

"Mi plaza, igual que la de muchos compañeros, es necesaria. Prueba de ello es que encadenamos un contrato tras otro. Pero no podemos lograr una plaza interina o fija porque apenas hay oposiciones. En las últimas se presentaron más de 21.000 candidatos para 340 plazas. Era la primera en diez años", denuncia M.

Preguntada por la cuestión, la Consejería de Salud no ha respondido si priorizará la contratación estable en el ICS, ni si dará pasos para crear nuevas plazas fijas.

Comentar
Antoni Ferret 05/10/2016 - 10:49h
Escandalós, superescandalós!! I 20 anys vol dir fins i tot durant el tripartit. Això és una de les coses que s'han d'acabar d'una vegada.
¿Quiere hacer un comentario?