Freixa asesoró a la empresa adjudicataria de los columbarios del Barça cuando era directivo del club

El bufete de abogados del antiguo vocal de la junta de Sandro Rosell cobró 5.000 euros mensuales de la empresa que recibió el contrato para gestionar las urnas de los difuntos

3 min
Toni Freixa, antiguo vocal del Barça / CG
Carlos Quílez @carlosquilezl
04.11.2016 00:00 h.

Toni Freixa, hombre de confianza del expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell y directivo del club entre 2010 y 2015, fue el encargado de anunciar en 2012, a bombo y platillo, la adjudicación a la empresa GIEM Sports de los columbarios a disposición de los socios.

Ahora, esta empresa aparece en el punto de mira de una querella criminal por estafa presentada ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona por un grupo de inversores, según adelantó el diario El País.

70 millones limpios

El contrato adjudicado especificaba que el club percibiría el 20% de la explotación definitiva del mismo, lo que ascendía a un total de casi 20 millones de euros. El resto de los beneficios previstos, unos 70 millones, irían a parar a los bolsillos de GIEM Sports.

Ese era el contrato inicial que Freixa lideró arropado por el entonces presidente del club, Sandro Rosell.

Freixa, aquí y allí

Pero en 2012 Freixa estaba en misa y repicando. Según ha podido saber este medio del propio expresidente de la GIEM Sports Santiago Bach, el bufete Freixa les "asesoró sobre este proyecto". "De hecho, hacía ya tiempo que Freixa trabajaba para nosotros en diversas líneas de negocios. El letrado del bufete que más directamente interlocutaba conmigo era Enrique Romagosa”.

Podría decirse, pues, que Freixa se autootorgó el macrocontrato sin que, por el momento, se conozca cuánto cobró de la empresa por sus gestiones y por su participación activa y concreta en el proceso de adjudicaciones de este concurso multimillonario.

“Nosotros facturábamos al despacho de Freixa una media de unos 5.000 euros mensuales”, ha explicado Bach.

Denuncia envenenada

Santiago Bach ha manifestado a este medio que es víctima de una denuncia torticera y mal intencionada. Se siente despechado por sus antiguos socios, los hermanos Francisco y Antonio Casas y por José Huertes. “En 2015 se pusieron todos de acuerdo y, asesorados por el bufete Freixes, me expulsaron de la compañía al hacerse con el control del 66% de las acciones”.

Crónica Global se ha puesto en contacto con lo hermanos Casas. Antonio se ha limitado a decir que no hará “declaraciones dado que es un tema confidencial”. Francisco, algo más alterado, ha respondido: “¡¡¡Déjeme en paz!!!"  

Segunda querella en ciernes

La querella presentada ha paralizado la reclamación mercantil formulada por Bach, quien exige las cuentas de la sociedad desde hace meses, de forma infructuosa.

Este medio ha podido saber que se va a presentar una segunda querella contra la empresa GIEM Sports, contra los hermanos Casas y José Huertes y contra el Barça. Esta segunda querella la presentarán socios que habían precontratado los columbarios.

¿Quiere hacer un comentario?