Susana, los jarrones y el "no pasará" de Rajoy

Colau cederá los datos fiscales de los barceloneses a la Hacienda de Junqueras, según 'El Mundo'. La plaza de las Glorias se hunde sobre los túneles ferroviarios, avisa 'La Vanguardia'

12 min
27.03.2017 09:37 h.

El día de la vieja guardia. Walking dead en los medios. Rubalcaba, Felipe, Zapatero y Guerra se sientan a izquierda y derecha de Susana Díaz, la baronesa sevillana que por fin ha dicho que sí. Ha costado, pero el irrefrenable deseo de Pedro Sánchez de recuperar el despacho de Ferraz y un escaño en San Jerónimo ha doblegado la reticencia de la presidenta andaluza.

Como está escrito, no queda claro que la preferida por el búnker del PSOE vaya a superar el trance de las primarias sin dificultades. La historia, aunque no lo parezca por los santones y jarrones que la flanquean, está en su contra. Pasó con Almunia y Borrell, sucedió con Bono y Zapatero y si no ocurre con Díaz y Sánchez será la excepción.

La entronización de Susana se encarama en las alturas de papeles y digitales. La agenda socialista se ha impuesto a la del PP. En El País, Anabel Díaz y José Marcos suscriben la apertura: "Susana Díaz Pacheco (Sevilla, 1974), presidenta del gobierno de Andalucía, quiere liderar el PSOE “para volver a las victorias y a los logros” de los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. La elección interna es un paso necesario para el verdadero objetivo de Díaz: gobernar “desde la victoria”, por lo que su reto es que el PSOE sea primera fuerza política y no tener que “entregarse” a otro partido. Fijó tres prioridades para un próximo Gobierno socialista: lucha contra la desigualdad, el populismo y el nacionalismo. (...) Aunque todo su relato se ha centrado en la necesidad de ganar las elecciones (“España necesita al PSOE”) se ha detenido necesariamente, pero de forma breve, en el proceso de primarias. “Voy a pedir el voto del que no esté en la nostalgia y el rencor”, ha afirmado tras asegurar que quiere “una carrera limpia” y no “de marketing”".

Pobreza, populismo y nacionalismo. Susana ha roto el esquema de que para gobernar en España hay que contar con la periferia nórdica. En su contra, el alegato contra la nostalgia en presencia de los dos presidentes socialistas que ha tenido España.

En la contraparte, el PP ha celebrado congreso en Cataluña para ratificar a Xavier García Albiol, ya presidente del partido. El sermón principal corrió a cargo de Mariano Rajoy, que repetirá estancia catalana mañana con la presentación de un ambicioso plan de inversiones en infraestructuras. Se anuncia como si fuera el cañón Berta contra el proceso separatista. Recoge su intervención para Libertad Digital Pablo Montesinos, quien escribe: "En Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Mariano Rajoy prometió una vez más que impedirá que se celebre el referéndum separatista en Cataluña pero, en paralelo, reconoció que en la comunidad se está violando la ley "de forma sistemática". "No pueden saltarse la ley a la torera, es antidemocrático", exclamó el presidente, sin dar detalles concretos sobre su plan para parar los pies a Carles Puigdemont, al que –como es tradición en él- no mentó en ningún momento. Hizo varias referencias a la Constitución, pero en ningún caso citó su artículo 155. (...) "Queremos que se cumpla la ley. Es terrible que en el siglo en que estamos tengamos que decir que la ley hay que cumplirse y que sin ley no hay democracia", afirmó. "No pueden negarse a cumplir las sentencias, es antidemocrático (…) saben que no es recibo", lamentó".

Es que son unos disolventes, don Mariano, diga usted que sí.

Portada de La Vanguardia de este lunes / CGLa complejidad del fenómeno procesista es de tal envergadura que en La Vanguardia Carles Castro elabora un resumen sobre las múltiples opciones que baraja el pueblo llano: "Sólo un 58% de los catalanes que están a favor del proceso soberanista piensan que “la mejor solución territorial para Cataluña es su independencia del Estado Español”. Esta es una de las principales conclusiones que aparecen en el libro Catalunya en proceso (Tirant lo Blanch, 2017), una obra en la que participan una veintena de especialistas de universidades de Santiago de Compostela, Granada, Valencia y Barcelona, y que se basa en un sondeo específico, posterior a las elecciones autonómicas del 2015. De hecho, según el estudio, “un modelo federal satisfaría al 23,6% de estos catalanes que están a favor del proceso de independencia”, mientras que “otro 15,1% (de ellos) aspiran a un modelo autonómico con más competencias o con un estatus fiscal equiparable al del País Vasco o Navarra”".

Por ahi andará la salida del infernal laberinto si es que alguna vez pasapalabra el proceso. Otra cosa es que la dinámica política catalana sea circular y la cosa sólo cambie de nombre.

Del 3% vienen noticias en El Confidencial. José María Olmo y Antonio Fernández firman un texto en el citado medio que enfanga a Mas, Puig y a aquellos que no saben nada: "Artur Mas se enteró por un correo electrónico de los pagos de mordidas en adjudicaciones públicas, al menos, en el año 2003, cuando todavía era ‘conseller en cap’ (consejero jefe) en el Gobierno de Jordi Pujol. Así consta en la declaración del empresario Juan Antonio Salguero, realizada ante la Guardia Civil el 2 de febrero de 2016. La declaración consta en el sumario del 3% que instruye el juez Josep Bosch, titular del juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell (Tarragona). (...) “El señor Salguero también estableció contacto con Artur Mas a través de un correo electrónico en el que exponía la situación [le decía que estaba siendo chantajeado]. La respuesta del señor Mas fue enviarle a su jefa de prensa y a Ferran Falcó, presidente de Adigsa en ese momento, para pedirle por favor que no denunciara nada”, dice el informe que obra en el sumario abierto en El Vendrell. El correo electrónico, por otra parte, está en poder de la Fiscalía".

A Mas ya no le viene de un mail. Este miércoles comparecerá en el Parlament para dar su versión de los hechos del Palau de la Música. Expectación por el tono que pueda adoptar Mas. El listón está en el último día en que Pujol pisó la cámara y habló de agitar las ramas.

Barceloneses y barcelonesas, el aviso de Santi Vidal no era una fantasía. La Hacienda catalana les observa. Según una información en El Mundo de Víctor Mondelo, "el Ayuntamiento de Barcelona, gobernado por Ada Colau y el PSC, cederá datos fiscales de los barceloneses a la Hacienda catalana en virtud de un nuevo convenio de colaboración con el fisco de la Generalitat rubricado este mismo mes. El nuevo acuerdo, revelado por este diario, supone una suerte de subcontratación por la que la Hacienda catalana perseguirá a los morosos que mantengan deudas con el Consistorio a cambio de una comisión por cada impago recuperado. El ayuntamiento ya ha reservado una partida de 480.000 euros para hacer frente al pago de estas comisiones".

Pues muy bien Collboni, Colau y el congo del cobrador del frac. Mientras tanto, el subsuelo hace aguas y la plaza de las Glorias podría hundirse como el Carmelo sobre el enredo de túneles ferroviarios de la zona. La chapuza es extraordinaria. Enric Sierra, en La Vanguardiaadvierte sobre la peligrosidad de determinadas perforaciones: "Las obras de la plaza de las Glòries de Barcelona han encendido todas las alarmas de la administración desde hace meses por los dos episodios graves de afectación de estos trabajos en los túneles ferroviarios por donde pasan a diario casi 200.000 pasajeros en los trenes de Cercanías y regionales. Según ha podido saber La Vanguardia de fuentes oficiales conocedoras de la evolución de los trabajos que se realizan desde hace dos años en la plaza, la operación de inyección de hormigón en el subsuelo ha agujereado los túneles del tren y ha provocado filtraciones de cemento en su interior en varias ocasiones. Dos de estos episodios fueron calificados como graves debido a que la bentonita, como se conoce técnicamente al material de cimentación que se utiliza en esta obra, entró en tal cantidad en uno de los cuatro túneles ferroviarios existentes bajo las Glòries que el tren que pasaba en aquel momento salió totalmente rebozado como una croqueta".

El diario Público se erige en fiel transmisor de los valores católicos en una nota sin firma en la que se ensalza que el Papa Francisco (el Papa pop le llaman sus fans) tiene necesidades fisiológicas y no necesita un inodoro de oro o el de su casa para aliviarse el cuerpo: "El Papa Francisco ha roto el protocolo una vez más. No sería noticia si no fuera porque lo hizo para usar uno de los urinarios públicos instalados en la localidad de milanesa que estaba visitando. En su primera parada en el barrio de "Casas Blancas", una zona marginal de la ciudad italiana en la que gran parte de sus habitantes viven sin recursos y con escasos servicios básicos, el Santo Padre sorprendió a lugareños, periodistas y a su propio equipo de seguridad al usar un baño portátil".

27 de marzo, santoral: Ruperto, Teoprepides y Zanitas.

Comentar
tobermory 27/03/2017 - 12:56h
Hoy mismo me ha recordado uno de esos grandes que nos vigilan sibilinamente desde no se sabe donde (¿en el bolsillo?, mon semblable, mon frère), una deidad sin nombre de cuyo ídem no quiero acordarme, que el próximo jueves 30 me vence el plazo para pagar el IBI (voy a por un vaso de agua embotellada para hidratarme), 751 pavos del ala al año o 62 al mes, que se dicen pronto pero cuestan de pagar. ¿O no?, doña Inmaculada, alcaldesa de nuestros amores y patrona de las ordenanzas fiscales. No me quejo si es para bien, como las cuotas alícuotas de la comunidad que se pagan mes tras mes confiando en el buen criterio de los vecinos en junta y en la honradez del administrador y del presidente de turno. Pero una cosa es eso, y otra que el tratamiento de datos se lo tome tan a guasa por boca de ganso del Pisarello o como Santi Vidal por cretino, “cediendo” nuestros datos del ajuntament en masa, que son muchos ¡eh! Ada.
tobermory 27/03/2017 - 13:59h
Según lo entiendo yo, como lego en fiscalidad local, aunque paganini puntual, hasta ahora existía un convenio con la AEAT de todos para cobrar en periodo ejecutivo con un éxito que pone los pelos como escarpias al moroso más recalcitrante. Aun recuerdo las risas que nos echábamos en casa cuando el de entonces me notificaba semestralmente unos embargos fantasma por multas de tránsito interurbano que nos la traían floja porque el conductor (oui, c’est moi) solo operaba como autorizado en las cuentas bancarias. Y así se redujo a cero la cifra de infarto que hubiera puesto en solfa la sociedad de gananciales. Mucho han cambiado las cosas. Este “convenio” con la rampante hacienda catalana de Cataluña, tan ávida de datos, huele de lejos a chamusquina fiscal, a hoguera de las vanidades a fondo perdido de Mosén Junqueras que nos quiere un huevo y tal, pero anda loco por nuestros huesitos cibernéticos tratando a los ciudadanos, al alimón, como a Pagafantas.
tobermory 27/03/2017 - 15:19h
Una alcaldADA como la copa de un pino. Tralla al currante de las Pirámides de Estado del faraón de Sant Vicenç dels Horts. ¡A mi la Intervención Local y la Fiscalía!. No se entiende que las empresas tengan que cogérsela con papel de fumar mientras Ada y Pisarello hacen escarnio del Big Data local. Sin acritud doña Ada, pero no la va a votar ni su tía Encarni. Y ya, que tengo faenillas y voy de cabeza con el control horario. Lo de la afición Papuchi de nuestra izquierda local, que ora se comen a los curas con patatas en la oposición, ora chupan cirios cuando están en el machito, otro día. Echaba de menos a Xavier Salvador y aquí está con un buen artículo. Darle las gracias porque cada vez sois más atentos en CG con los lectores exigentes y hasta con los intransigentes que se ponen tan pelmas como el que suscribe, modestamente. Y hoy por ese “Tranvía de la discordia”, muy aclaratorio de Manuel Gómez Acosta. Enhorabuena a todos y un cordial saludo.
¿Quiere hacer un comentario?