La "revuelta catalana" de Rahola y 'La Traviata' de Montull

El exnúmero dos del Palau negocia con la Fiscalía contarlo todo sobre las comisiones de Convergència. La musa de Mas apuesta a que el Estado aplicará el 155 y el pueblo se alzará

11 min
01.03.2017 09:07 h.

Jordi Montull negocia con la Fiscalía que su hija Gemma, exdirectora financiera del Palau de la Música, no entre en prisión y una rebaja de pena para él. El precio a pagar es la gran confesión, un tirar de la manta peti qui peti, la gran rajada sobre la financiación de Convergència. Emilio Sánchez Ulled es el fiscal del caso Palau, el mismo que sacó de sus casillas a Artur Mas en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), un interrogador solvente y un severo orador.

Si el pacto con el jurista leridano arriba a buen puerto, Convergència, el PDECat y lo que se puedan inventar después serán material radioactivo. Quedará en evidencia el sistema 3%, la marca del pujolismo, la herencia de Mas y la ruina de Puigdemont, Pascal, Munté y quienes pretenden flotar en la fosa séptica de la corrupción y no renuncian a los orígenes y las esencias convergentes de tapar el cazo con la bandera.

La acumulación de testimonios y pruebas sobre las mordidas convergentes entra en la primera parte de la última fase, vista, fallo y a esperar a que el juez de el Vendrell concluya la instrucción del sumario de los apaños a partir de que se cerrara la caja del Palau. Aquel lejano 3% advertido en 2005 por Pasqual Maragall y contra el que Mas se revolvió como una pantera llega a la Ciutat de la Justícia, que no es más que otra huella en el mapa catalán del choriceo sistematizado, una derivada del trinque que conecta el lucro personal con el servicio al partido y de la que CDC obtuvo lo suyo porque el que parte y reparte se lleva la mejor parte.

Jordi Pujola quien abuchearon en una conferencia sobre nacionalismos en Barcelona, según nota de El Diario, pide a los fieles que le restan que no renuncien a su legado. Ciertamente, las amplias, cristalinas y confusas dependencias de la Ciutat de la Justícia de Barcelona/L'Hospitalet donde se va a llevar a cabo el macroproceso no existirían sin Teyco, la constructora de los Sumarroca, amigos de los Pujol y demás.

Diga lo que diga Montull, Mas y su tripulación se consideran al margen de la ley. Y es que no la entienden, que no saben leer una requisitoria, que serán abogados y hasta exvicepresidentes del Tribunal Constitucional (el caso de Carles Viver es extraordinario) pero no comprendieron la orden del TC de no celebrar el 9N. Dadas las circunstancias que pueden desprenderse del caso Palau, no es de extrañar que Mas prefiera pasar a la historia por un mártir político analfabeto que no por la vulgaridad de un delito continuado consistente en cobrar comisiones a cambio de adjudicar obra pública. De ahí su alegato de culpabilidad ante la sala penal del Supremo a pesar de que iba como testigo y no como acusado.

El expresident pone en la mano en el fuego por Osàcar, por Viloca y ya que está, por sí mismo. Se reúne con mucha gente pero nunca para hablar de comisiones, alega ante la denuncia de un contratista sobre la implicación del sucesor político de Pujol en el mantenimiento de la Cataluña del método 3%.

En el ABC, Javier Chicote firma el texto sobre un inédito e inaudito documento extraído de la trituradora de Viloca y armado con la paciencia de un artesano relojero. Se trata, según escribe Chicote de un "recibo datado el 4 de julio de 2013 en Barcelona. Redactado en catalán, su contenido no deja lugar a dudas: 'Recibo en este acto la cantidad total de 15.000 € (quince mil euros), en efectivo metálico, de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), en pago por mis aportaciones efectuadas para la realización de distintas actividades de la Fundació Nous Catalans y el pago de las colaboraciones de diversos voluntarios de la mencionada entidad durante el 1er trimestre del 2012'. El firmante, que responde a las iniciales P.G. (aparece el nombre completo y el DNI) recibió la citada cantidad con la condición de saldar sus cuentas con el partido y renunciar a reclamaciones judiciales".

Es que ya ni lo de los voluntarios es lo que era. Hay voluntarios que cobran y otros que no. ¿Pero no son voluntarios? Claro, voluntarios a cobrar horas extras en actividades pacíficas, festivas, cívicas y lucrativas. ¿Dónde está el problema?

En El Nacional, Gustau Nerín entrevista a Pilar Rahola, que está de gira mediática para presentar una novela sobre la Semana Trágica en cuya confección ha encontrado una serie de agujeros negros entre aquello y esto que conectan esto con aquello en un desparrame multisensorial según responde al cuestionario:

"Entrevistador: Afirma que hay paralelismos entre la Semana Trágica y la actualidad.

Pilar Rahola: Yo no escribí una novela sobre la Semana Trágica para explicar el siglo XXI. Quería rescatar un momento histórico, para que la gente lo conociera. En Rosa de Cendra quería explicar la Semana Trágica, el momento en que toda Catalunya se enciende y revienta. Para mi sorpresa, fui encontrando todos los fragmentos del calidoscopio del siglo XXI. De 1901 en 1909 nacen todos los movimientos que catalizarán en la Catalunya del siglo XXI. Nacen la Lliga y los republicanos; nace la voluntad de los catalanistas de ir juntos frente a la presión del Estado, y en este intento se ve la grandeza de querer ir juntos y las tensiones que genera eso. Es lo mismo que pasa en Junts pel Sí. También es el momento de surgimiento potente de los sindicatos, es el momento de la aparición del lerrouxismo, ferozmente españolista, y es el momento de la represión del Estado... La actitud del Estado entonces fue represiva violenta y ahora es represiva jurídica, pero queda claro que, ni antes ni ahora, hay ninguna voluntad de encontrar caminos de negociación".

De la última pregunta es de donde sale el titular:

"¿Cómo ves el futuro? ¿Tendremos elecciones antes del 18 de septiembre?

Antes del 18 de septiembre tendremos intervención de la autonomía. Y ojalá me equivoque... Y añado: después de la intervención de la autonomía, tendremos revuelta catalana".

portada mundoEp, ojo, atención. ¿Revuelta catalana? ¿Pero esto no iba de revuelta de sonrisas? Apellidar catalana a unas natillas no significa que todo lo que lleve ese adjetivo sea dulce. Existe la venganza catalana, de la que aún se acuerdan en Grecia con la maldición "así te caiga la venganza catalana". Cosas de los almogávares. Botifler el último. En El Mundo, Federico Jiménez Losantos alude en su columna al sentimiento de una parte de la sociedad catalana ante el contraste entre el tono cada vez más alto del discurso nacionalista y la actitud del Gobierno y hasta del Rey. Se trata de un "pie" para la foto de Oriol con las manos sobre los hombros de Soraya. Escribe Losantos: "Y mientras Homs se reía del Supremo y la alianza de la banda de Pujol y la de Junqueras promovía una nueva iniciativa golpista, dirigentes de Sociedad Cívica Catalana, de Empresarios de Barcelona y la única directora de instituto que se negó a entregar la llave de su centro para el referéndum del 9N se quejaban amargamente en Madrid de que el Estado español haya desaparecido de Cataluña y de que han abandonando a los catalanes no separatistas al terror y el apartheid de esos déspotas con los que se ríe el Rey y alcanza la vicepresidenta su plena beatitud espasmódica. Por desgracia, no es que el Gobierno y el Rey hayan abandonado a los catalanes españoles sino que sólo tratan, dialogan, se ríen y financian a los catalanes que a diario combaten a España y a la libertad".

El realmente astuto Junqueras ha frenado la ofensiva de la operación diálogo con la operación masaje, sus efluvios de buen rollo y el hablando se entiende la gente, que ya lo decía Carod Rovira.

A Carles Viver, antes mentado, se refiere Antonio Elorza en notable tribuna en El País: "La labor de nuestro jurista se desarrolla en dos planos. El primero, poco glorioso pero muy eficaz, comparable a la de los abogados especializados en la defensa de la ilegalidad, tantas veces ilustrada por el cine americano, ha consistido en descubrir los resquicios de las normas y los posibles fraudes de ley para bloquear las actuaciones estatales de defensa del orden constitucional, denostadas además como judicialización, pues la ley no debe oponerse al 'derecho a decidir'. El segundo, trazar los esquemas normativos e institucionales dirigidos a construir el Estado catalán independiente desde el interior de la autonomía, con el fin de articular la desconexión a partir del momento en que proclame la independencia un Parlament fruto de elecciones plebiscitarias. Menos de un 50% de votos independentistas rompen tal barrera en escaños. Las consecuencias reales para Cataluña y España, simplemente no importan".

1 de marzo, santoral: Miércoles de Ceniza. Albino y Rosendo.

Comentar
tobermory 01/03/2017 - 13:19h
Nada que añadir. Poca broma con el colesterol chungo por las nubes como lo tenemos, amigos y conciudadanos, que eso es letal a ciertas edades, fatal para la salud del cuerpo social, que dicen los del Tricicle. Chapó por lo de hoy. Yo chapo el chiringuito y saldré a la rua a tomarme un zumo de vitamina C en la terraza del chinorri, y como es miércoles y tal, a echar mis cenizas de fumar en el cenicero como un fumeta cabal. Saludos.
¿Quiere hacer un comentario?