Puigdemont busca oxígeno en Madrid para su órdago con el referéndum

Presidencia adelanta el discurso del jefe del Ejecutivo catalán en los desayunos de Europa Press para recuperar el protagonismo del independentismo que la investidura y el PSOE han eclipsado

4 min
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont / EFE
Carles Ballfugó
03.10.2016 00:00 h.

Los asesores más cercanos a Carles Puigdemont se han apresurado a confirmar y solicitar un adelanto de su participación en una tribuna importante en Madrid, en concreto en los Desayunos Informativos de Europa Press. El encuentro fue solicitado por la agencia de noticias en su ronda habitual con los nuevos altos cargos electos, y más en concreto con los presidentes de comunidades autónomas. Pese a la habitual demora, los organizadores han visto como Presidencia de la Generalitat de Catalunya proponía fechas en el cortísimo plazo y cerraba la agenda del President para el próximo lunes 10 en Madrid, a las 9 de la mañana en el Gran Salon Presidencial del Hotel Villa Magna de la capital.

La razón de la urgencia presidencial parece responder a la necesidad de ganar repercusión, expectación y polémica con el nuevo órdago expresado en la moción de confianza mediante las leyes de desconexión y el referéndum unilateral sobre la independencia de Cataluña prometido para el próximo 2017. Hacerlo, además, en el seno de la política española, en la capital de España y ante un Gobierno en funciones.

Nulo impacto mediático en España

Existe una decepción importante entre las filas de Junts pel Sí por el bajo impacto mediático nacional, la nula respuesta del Ejecutivo central y la escasa réplica de los partidos políticos de toda indole ante la hoja de ruta del independentismo catalán. Internamente, en la formación de Puigdemont y Oriol Junqueras sostienen que el calendario impuesto por la CUP no era el adecuado y que la política nacional de investidura, las terceras elecciones posibles y el desalojo de Pedro Sánchez de la secretaria general del PSOE han acabado de eclipsar la reivindicación nacionalista.

Puigdemont prevé un discurso muy subido de tono, muy radical, de corte incluso cupero, para encender de nuevo del debate nacional y hacer posible que Gobierno y partidos reaccionen. Borradores de la intervención pasean arriba y abajo del salón de los Pasos Perdidos del Palau de la Generalitat. Tambien se ha movilizado a todo los jefes de gabinetes de los consejeros para confirmar asistencias y gestionar invitaciones a personalidades y líderes de opinión destacados, incluyendo a un grupo de invitados internacionales. El problema o la excusa más recurrente para no asistir es que el evento se celebra en Madrid, un lunes y a las 9 horas, lo que implica viajar el domingo anterior y pernoctar allí.

¿Tiene credibilidad el órdago?

Algunos expertos consultados reconocen que el órdago carece de credibilidad en Madrid, además de que los partidos nacionales tienen claro que la mejor respuesta es ignorarlo. Sobre todo, añaden, con un gobierno autónomo débil, sin liderazgo y prisionero de la CUP; también se han fijado en el descenso del respaldo popular anterior (por la inferior participación en la Diada) y el pleno ascenso de las expectativas electorales del dúo Colau-Podemos.

La pregunta en Barcelona, entre los promotores del viaje a la capital, es la siguiente: "¿Podrá la tribuna de opinión más importante de Madrid y el potencial mediático de Europa Press ayudar a Puigdemont y su cruzada política en el todopoderoso Madrid?".

Comentar
Antoni Ferret 03/10/2016 - 11:56h
1) Això no pot ser, perquè hauria d'haver sigut avui, ja s'hauria d'haver fet. / 2) A Madrid, amb el merder que hi ha, no en fotran ni cas.
tobermory 03/10/2016 - 17:52h
Teniendo en cuenta que a diario ponemos en grave riesgo la supervivencia del planeta y que a la hora del aperitivo ya hemos superado tres hecatombes siderales y cuarto y mitad de miniapocalipsis existenciales, la enésima declaración institucional de Puigdemont ha sonado a pedete de caganer estreñido en junta plurinacional de vecinos. Desconecta, y no le hace caso ni el tato. Los guionistas nos han instalado en el día de la marmota y al respetable de cualquier plurinacionalidad, incluida la propia, se la pelan las nuevas entregas. Por eso tiene que ir a Madrid (bajarse al moro) a carajo sacado, para meter presión in(cons)titucional con este bolo con el que intentará recuperar el dramatismo (algo impostado) de las primeras entregas de Jocs de Trons. El reto (the goal) es vender el truño en todas las plataformas digitales y en algún canal de pago -si es que pagan algo-, según los productores de la serie que empezó a emitirse en analógico en 1714. Be carefully Puigdi, no te acal
tobermory 03/10/2016 - 18:09h
Encantado de leerle Antoni. Ya sabe lo que pone en el cartel de algunos establecimientos: Hoy no se fía, mañana si. Efectivamente, en Madrid los dignatarios políticos son tan recios que se bajan las bragas a pedos según insisten en repetir los forofos prusesistas, y mientras todos los negros tomamos café y ellos andan metidos en harinas electorales nadie en su sano juicio hará caso de Puigdemont aunque se presentase con el uniforme y el tupé de Kim Jong- y un par de misiles tierra-aire debajo del brazo.
¿Quiere hacer un comentario?