La nueva CDC vuelve a 'pasar el cepillo'

La formación independentista, en números rojos, recurre a “sus amigos” de la mediana y la gran empresa para recaudar fondos

3 min
Francesc Sánchez, excoordinador de régimen interno de la antigua Convergència Democrática de Catalunya / CG
Carles Ballfugó
17.11.2016 00:00 h.

Se les ha convocado por separado o en grupo. Las citas se han desarrollado en la sede de PDECat (Partit Demócrata Europeu Català), situada en el número 339 de la calle Provenza de Barcelona. Por ahí han desfilado conocidos empresarios, cercanos al partido en unos casos, y otros menos conocidos y poco o nada identificados con el ideario independentista de la formación política.

Fuentes empresariales han confirmado a Crónica Global que el excoordinador de régimen interno de la antigua Convergència Democrática de Catalunya, Francesc Sánchez, es el interlocutor del partido con los empresarios y financieros convocados. En estos encuentros se pone sobre la mesa la precariedad económica por la que atraviesa la formación y la necesidad urgente de liquidez. Algunos empresarios convocados a esas reuniones han manifestado a este medio que las peticiones no eran importantes, que “con 15.000 o 20.000 euros ya se conformaban”.

Pagan pocos

Las mismas fuentes han señalado que el grueso de empresarios citados a la ventanilla del PDECat se mostraron incómodos y escépticos ante el descaro y la claridad de las peticiones pecuniarias. Muchos de ellos abandonaron la reunión sin soltar ni un euro.

Estos contactos se iniciaron a los pocos días de la dimisión del entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, y se han estado sucediendo con distinta periodicidad hasta este verano.

Política contradictoria

Dada la situación de la antigua CDC, que ahora comparte gobierno con ERC, los interpelados consultados por este medio se han mostrado muy escépticos respecto de la posibilidad de recuperar de alguna forma las eventuales aportaciones, aunque fuera simplemente influyendo en la línea ideológica del Gobierno. Además, en algunas áreas de gestión, como es la salud, el Govern de Junts pel Sí está desandando lo que CDC hizo cuando estuvo al frente de la Generalitat en solitario durante decenios: estrechar los lazos de colaboración entre el sector público y el privado.

Según las fuentes consultadas, ninguno de los empresarios llamados por PDECat pertenecen precisamente al sector farmacéutico ni al sanitario. El Govern, presionado o no por la CUP, desarrolla una política en esta materia contraria --en estos sectores-- al ánimo de lucro; o sea, a las empresas.

¿Quiere hacer un comentario?