Mas corrige la hoja de ruta de Puigdemont en la prensa internacional

El expresidente rechaza la vía de la desobediencia y afirma que en 2017 habrá un nuevo adelanto electoral si el Estado no admite un referéndum

5 min
Artur Mas contradice a Carles Puigdemont en una entrevista en FDiIntelligence / CG
María Jesús Cañizares @MJesusCanizares
13.10.2016 00:00 h.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, fue muy explícito: “Referéndum o referéndum”. Lo acaba de rubricar en el Parlamento autonómico en un documento en el que se conjura con la CUP para desobedecer al Estado en caso de rechazo. Pero su predecesor no opina lo mismo. El expresidente de la Generalitat Artur Mas asegura que, si resulta imposible negociar un referéndum con el Gobierno español, se convocarán nuevas elecciones, como se hizo en septiembre de 2015, pues “es otra manera, no tan perfecta, de contar las personas a favor o en contra de la independencia”. Es decir, que lo que hace un año eran comicios plebiscitarios, ahora pasarán a llamarse constituyentes.

"La biblia de la inversión extranjera"

El líder de CDC ha hecho estas reflexiones en una entrevista publicada por la revista FDiIntelligence, perteneciente al grupo Financial Times y que los asesores de Mas definen como “la biblia de la inversión extranjera". Lograr complicidades internacionales es uno de los caballos de batalla del proyecto separatista. Aunque no parece que haya un discurso único.

Tras subrayar las potencialidades económicas de una Cataluña independiente, Artur Mas es preguntado sobre el procés. Y se explaya. Asegura que “el objetivo principal es llevar a cabo un referéndum específico sobre la independencia, como se hizo en Escocia y Quebec. ¿Por qué? Porque es la mejor manera de contar las personas a favor o en contra de este debate central”. Añade que, en España, “esto es muy difícil de hacer", ya que cada vez que tratan de contar las personas "a través de una consulta o referéndum, o a través de elecciones específicas en el Parlamento catalán, el Gobierno central de Madrid bloquea todo y niega todo”.

Mas aprovecha para recordar su procesamiento “bajo el Código Penal” por la celebración de la consulta el 9 de noviembre de 2014 –la Fiscalía acaba de hacer pública su petición de 10 años de inhabilitación para el exjefe del Ejecutivo autonómico-- . “Corremos el riesgo de ser excluidos de los cargos públicos el próximo año, solo porque hemos escuchado a las personas y les pedimos que nos dieran su opinión. Al final, abrimos las urnas en noviembre de 2014 y, debido a esto, el fiscal general español abrió procedimientos legales contra nosotros. Lo que significa que nuestro principal objetivo, la celebración de un referéndum específico, es difícil de implementar”.

"Esto es lo que vamos a hacer el año que viene"

Sin embargo, añade: “Nosotros tenemos la obligación de tratar de hacer esto. Si no podemos celebrar un referéndum, se sustituirá con las elecciones, ya que es otra manera, no tan perfecta, de contar las personas a favor o en contra de la independencia. Esto es lo que hicimos en septiembre de 2015, y esto es lo que vamos a hacer el año que viene si no hay otra manera de obtener un entendimiento con el Estado español”.

Según el dirigente convergente, “la única alternativa" para asegurar a los catalanes un "proyecto colectivo para el futuro", es tratar de crear un "Estado dentro de la UE, dentro del euro, en el marco de Schengen". Estamos en el camino hacia la independencia, sabemos que esta es una manera muy difícil, pero en este momento no hay otro camino para nosotros. Vamos a seguir este camino y seguir adelante de acuerdo con nuestra mentalidad”, prosigue.

“Si hay una posibilidad real de sentarse en la mesa, para negociar y llegar a acuerdos, a continuación, vamos a tomarla. Pero si todo está bloqueado, rechazado y negado, entonces vamos a tener que seguir nuestro propio camino”, añade, aunque sin concretar cómo.

Comentar
Antoni Ferret 13/10/2016 - 08:06h
1) Aquest senyor va ser apartat i ara el president és un altre. Què hi fa, corregint les orientacions donades oficialment pel seu successor? / 2) De tota manera, té raó. El referèndum serà, segurament, impossible, i en canvi les eleccions es poden fer perfectament, perquè són legals.
¿Quiere hacer un comentario?