El hombre que traicionó a Duran es el ‘millennial’ de Puigdemont

Aleix Clarió, el controvertido 'community manager' del presidente catalán, filtró un discurso interno del líder democristiano cuando militaba en UDC

3 min
Aleix Clarió, exmiembro de UDC (en el centro) junto Josep Duran i Lleida (d) y Carles Puigdemont (i) / FOTOMONTAJE DE CG
María Jesús Cañizares @MJesusCanizares
26.10.2016 00:00 h.

Es lo que se conoce popularmente como fichar por el enemigoAleix Clarió, el controvertido community manager del presidente Carles Puigdemont, militaba hace tres años en UDC. Una formación que, en junio de 2015, rompió con CDC después de 37 años en común. Clarió dejó la formación democristiana a lo grande, es decir, envuelto en una enorme polémica, pues es el autor confeso de la filtración de un discurso interno de su antiguo jefe de filas, Josep Antoni Duran Lleida, en el que se mostraba muy crítico con ERC.

El actual millennial de Puigdemont (CDC), Aleix Clarió, cometió su travesura durante la Asamblea de la Intercomarcal de Girona celebrada el 21 de junio de 2013. Clarió (Fornells de la Selva, 1986), que por aquel entonces era gestor de comunidades en línea en el Ayuntamiento de Girona, grabó la intervención del líder de UDC, Duran Lleida, muy duro con ERC. Lo hizo junto al periodista y asesor de la Diputación de Girona, David Jiménez. Ambos filtraron el documento realizado sin autorización --y muy chapucero, pues se oía la conversación de Clarió y Jiménez--  al Diari de Girona, un diario con una línea editorial muy crítica con Duran.

"Ni puta idea de gobernar"

La divulgación de ese discurso interno provocó una fuerte polémica, pues entre otras perlas, el dirigente democristiano aseguraba que Esquerra "no tiene ni puta idea de lo que es la responsabilidad de gobernar". Aseguró que mientras CiU “está sufriendo un desgaste muy importante, ERC está viviendo una luna de miel", en alusión al apoyo de los republicanos al Gobierno de Artur Mas. "Quien se quema somos nosotros", dijo, mientras ERC "no toma ninguna decisión". Duran pidió excusas, pues admitió que había sido "poco respetuoso", aunque no se retractó del contenido. Tras ser descubiertos, Clarió y Jiménez confesaron su autoría y se dieron de baja del partido.

Es obvio que el experto en redes intimó con Carles Puigdemont durante su trayectoria como alcalde de Girona, pues el pasado verano, le fichó como community manager. Su papel como asesor en redes sociales del president está siendo muy controvertido. Tanto que incluso la vieja guardia convergente, tal como informó Crónica Global, no ve con buenos ojos el audaz estilo de Clarió pues consideran que a Puigdemont le falta sentido de la institución y sus tuits –o los de su alter ego-- le asemejan a un partido extraparlamentario

¿Quiere hacer un comentario?