Colau rechaza un referéndum unilateral de independencia

La alcaldesa de Barcelona marca distancias con Junts pel Sí y la CUP al asegurar que los gobiernos no pueden tomar decisiones con consecuencias jurídicas para los funcionarios

3 min
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y presidenta del AMB, en una imagen de archivo del Encuentro de Ciudades por el Agua Pública en Madrid / EFE
Redacción Crónica Global @cronicaglobal
06.11.2016 11:58 h.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha puesto distancia este domingo con el referéndum unilateral de independencia que reclama la CUP y algunos sectores de Junts pel Sí. La líder de BComú ha indicado en una entrevista en el canal autonómico 3/24 que el gran consenso que existe en Cataluña es el “derecho a decidir y el referéndum vinculante con condiciones y garantías”, pero rechaza que el Gobierno catalán impulse una opción con consecuencias jurídicas, por ejemplo, sobre los trabajadores públicos.

Colau, que surge del movimiento ciudadano, ha defendido que la desobediencia a algunas leyes tiene legitimidad democrática siempre que se haga a título individual, de forma pacífica y si se considera que hay alguna “normativa superior de derechos humanos” que ampara los actos. Por ejemplo, ha dado a entender, cuando se muestra insumisión ante cuestiones relativas a las ejecuciones hipotecarias. En este escenario es la persona que protesta la que asumirá cualquier consecuencia sobre sus actos.

“Por eso defendemos un referéndum pactado, no podemos practicar la desobediencia conjunta que implica tomar decisiones que afectarán a terceros, como los funcionarios”, ha sentenciado.

Crítica a la política autoritaria del PP

La alcaldesa apuesta por “construir” a partir de los “grandes consensos” que existen en estos momentos en Cataluña. Además del derecho a decidir, también ha reivindicado la actitud crítica ante “la judicialización y la política autoritaria del PP”.

Ha hecho bandera del apoyo de los comunes a la alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), tras su detención por ignorar a la justicia y a la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell

Alianza con Podemos y ofrecimiento del PSC

Para desbloquear la cuestión catalana, Colau señala que se han movido “muchas piezas en el tablero”. Entre ellas las alianzas de Podemos en Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares y Cataluña que “ofrecen una realidad plurinacional y una visión diferente de cómo se pueden articular las relaciones en el Estado”.

La alcaldesa apuesta por continuar con el “trabajo desde abajo” de estas uniones. En cuanto al guante que le ha arrojado el PSC para explorar nuevos pactos como el de Barcelona, Colau se ha mostrado dispuesta a negociar, sin hablar ni de siglas ni de sillas. Con todo, ha asegurado que “quien debe liderar este proceso lo decidirán los ciudadanos con sus votos”. 

Comentar
Antoni Ferret 06/11/2016 - 16:29h
Jo també estic per un referèndum pactat, de manera que pugui ser legal i que hi pugui participar tothom, i per tant sigui útil per saber què vol la majoria de catalans/es.
¿Quiere hacer un comentario?