Clara Millet: “Me quedé helada cuando me enteré de que mi boda la pagó el Palau”

La hija mayor de Fèlix Millet dice que se enteró “por la prensa” de quien costeó su fiesta y que conoció el coste cuando se lo dijeron en los juzgados

3 min
Clara Millet, hija de Fèlix Millet, durante su declaración en el juicio por el 'caso Palau' / CG
20.03.2017 11:06 h.

“Yo sólo quería casarme. Era el día más feliz de mi vida. Lo demás, se lo dejé a mi padre”. Con estas palabras, Clara Millet ha negado este lunes ante el tribunal tener el más mínimo conocimiento de cómo se cubrieron los gastos de su boda. La fiesta de la hija mayor de Félix Millet se celebró en el  Palau de la Música y se usaron fondos de la institución para costearla. Incluso para cubrir la parte que correspondía a su suegro, un dato que explica el perfil del expresidente de la institución cultural. 

“Fue después, por la prensa y en el juzgado, que supe que los había pagado el Palau. Me quedé helada”, ha dicho a preguntas de la acusación popular en su declaración en el juicio por el caso Palau.

Se siente estafada

Su abogada, Gabriela de la Rosa, ha esgrimido la sentencia de un juzgado de Barcelona por despido laboral para defenderla. Clara Millet, empleada del Palau, fue despedida cuando explotó el escándalo y denunció por ello a la institución.

“Como gané, llegué a un acuerdo con la institución que implicaba que no me reclamarían ningún dinero; y veo que no cumplen su palabra porque quieren que devuelva lo que costó la boda”, ha manifestado.

Clara Millet ha lamentado que la sociedad ya les ha condenado. Ha dicho que ni ella ni su marido encontraron trabajo por ser quienes eran. Por ello, según su relato, se marcharon a Australia. Ahora viven en las antípodas, pero están muy felices según su declaración.

La hija pequeña de Millet, Laila, también ignoraba que su boda, los regalos, y los viajes fueron pagados con fondos del Palau. Su padre era quien lo manejaba todo, tenía mucho dinero y nunca sospechó de ninguna irregularidad, según ha dicho en su declaración.

Comentar
tobermory 20/03/2017 - 19:34h
Nada, que las chiquillas se enteraron por la prensa de milagro, y porque a dios gracias sabrían leer, de que se estaban casando, que si no tururut. Y se quedaron heladas. Vaya padre, de padre y muy señor mío como poco. Y encima ahora quieren que devuelvan los dineros de la boda, justo cuando el papá tendrá que apoquinar lo suyo, digo yo, y además comprar una partida de mantas zamoranas,100% cachemir y al por mayor, para arropar a toda la progenie, que en las antípodas por las noches hace un frío que pela.
¿Quiere hacer un comentario?