Ciudadanos se niega a recurrir a los recortes para cumplir con Bruselas

Albert Rivera propone que el objetivo de déficit se alcance a través de los impuestos de quienes hasta ahora no pagan lo suficiente, como los defraudadores amnistiados

4 min
Albert Rivera en una imagen de archivo / EFE

Ciudadanos está a la espera de que el Gobierno nombre un equipo negociador para hablar de los Presupuestos de 2017 y del techo de gasto, según le comunicó el sábado pasado su presidente, Albert Rivera, a Mariano Rajoy.

Rivera no da por hecho que el Gobierno vaya a aprobar un recorte del techo de gasto para 2017 y ha avisado de que, con un crecimiento de en torno al 3% del PIB, no puede subirse el IRPF a la clase media, ni hacerse recortes en sanidad o educación como cuando había "datos negativos".

Políticas sociales

Uno de los temas que tienen que "concretar" PP y Ciudadanos en sus negociaciones es si hay que "bajar el techo de gasto o mantenerlo para poder hacer políticas para la clase media, un plan para la pobreza infantil, o un complemento salarial o si no queremos volver a subir el IRPF".

Rivera se ha expresado así en Onda Cero al ser preguntado sobre si tiene noticias de que el Gobierno planee reducir el techo de gasto para 2017 en 3.500 millones, como informa este lunes La Razón. No se puede "decir que España ya va bien y se genera empleo" y a la vez "apretar el cinturón a la clase media sin apretar a los que no pagan impuestos".

La hora de devolver

Al contrario, cree que ahora hay que "devolverle a la clase media lo que ha sufrido" y obtener ingresos recaudando de los que se acogieron a la amnistía fiscal y sólo pagaron un 3% --en lugar del 10% previsto en la ley--, eliminando exenciones del impuesto de sociedades que generan "privilegios" y han hecho que se pase de recaudar 40.000 millones a apenas 15.000, y también recortando en lo superfluo.

Rivera ha explicado que el pasado sábado habló con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante "10 o 15 minutos" y le trasladó que Ciudadanos ya tiene preparado su equipo negociador y está dispuesto a sentarse en cuanto lo autorice el propio Rajoy.

Luchar contra el populismo

Las bases para el acuerdo, ha insistido, son las que están en el pacto firmado en agosto. "El Gobierno tiene la obligación de dar un giro y no meter la tijera en el bolsillo de la mayoría", ha remarcado, recalcando que eso es lo que Ciudadanos pretende "exigirle" al PP. Es más, ha avisado de que "la dicotomía entre la clase media y los privilegiados que no pagan impuestos es real" y que si no se ataca el populismo puede aprovecharse de ella.

El presidente del partido 'naranja' ha definido su relación con Rajoy como "periódica" y está convencido de que será "más periódica y más fluida" durante la legislatura, porque no queda más remedio en esta situación. Además, ha insistido en que nunca ha atacado a Rajoy en lo personal, sino que sus críticas van hacia un PP que está "en los tribunales".

Comentar
Antoni Ferret 07/11/2016 - 16:46h
És ben sorprenent, però és millor així. Diu: "hacer políticas para la clase media, un plan para la pobreza infantil, o un complemento salarial". 1) Està bé que s'atengui la classe mitjana, però sobretot la classe treballadora. / 2) La pobresa infantil, sobretot, però també la pobresa de tothom, no fotem! / 4) De complement salarial RES. Les empreses han de pagar bons salaris. / 5) Està bé que digui que hi ha rics que no paguen. Doncs que paguin.
¿Quiere hacer un comentario?