Que pague el pueblo

Ramón de España
3 min

Al gran Quico Homs le acaba de salir gratis su participación en la charlotada del 9N: los 30.000 euros de multa que le cayeron los han puesto la ANC y Òmnium gracias a las aportaciones de todos esos catalanes de bien que han echado unos billetitos a la Caixa de la Solidaritat, organismo creado para evitar que nuestros próceres independentistas se tengan que rascar el bolsillo. No sé qué me resulta más indignante, si el hecho de que unos políticos no quieran pagar las multas que les caen o la evidencia de que hay gente dispuesta a pagarlas por ellos. El partido del 3% pasa la gorra y los ciudadanos pican de tal manera que la ANC y Òmnium reúnen 100.000 euros en un tiempo récord: una pasta con la que se puede pagar la multa del Sabio de Taradell, pero también las del Astut, Ortega y Rigau.

No sé qué me resulta más indignante, si el hecho de que unos políticos no quieran pagar las multas que les caen o la evidencia de que hay gente dispuesta a pagarlas por ellos

Mientras tanto, lo que queda de Convergència pugna para que la dejen fuera de las trapisondas de Millet y Montull en el Palau, y parece que se están saliendo con la suya pese a la indignación del Ayuntamiento de Barcelona (vía Jaume Asens) y el simulacro de pasión justiciera por parte de ERC (vía Marta Rovira). Millet y Montull han repetido hasta quedarse afónicos que desviaban dinero hacia Convergència, pero como son gente de poco fiar, parece que no hay que hacerles mucho caso. Bienvenido sea el dinerito y adiós muy buenas, que nos lo quedamos nosotros para nuestras cosas y a nadie se le ocurre repartirlo entre la población necesitada. Por el contrario, cuando a uno de los nuestros le cae una multa, le pedimos al pueblo que la pague, pues nuestros compadres van un poco tiesos últimamente y ahora no les viene bien pagar. Que pague la gente, como premio a su heroísmo.

Un momento, ¿he dicho heroísmo? Yo no recuerdo ninguna actitud heroica de esa pandilla durante sus declaraciones ante el juez. Les recuerdo haciéndose el loco, insinuando que a ellos hay que decirles las cosas doce veces porque a la primera no lo pillan, echándoles las culpas a los voluntarios, que son incontrolables y van a su bola, y tratando, en suma, de escurrir el bulto. ¡Y no había posibles penas de cárcel! Solo inhabilitación y multa, ¡y la multa se la pagan los patriotas, dejando de comer si es preciso!

Todo parece indicar que tenemos lo que nos merecemos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Ramón De España?
Ramón de España

Ramón de España (Barcelona, 1956). Autor de nueve novelas y una docena de ensayos, ascendió de las covachas del underground (Disco Exprés, Star, a finales de los 70) hasta los palacios del 'mainstream' (El País, donde colaboró ampliamente en los 90). Actualmente ejerce de columnista habitual en El Periódico de Catalunya y el semanario Interviú. Escribió y dirigió un largometraje en 2004, 'Haz conmigo lo que quieras', y aunque lo nominaron a los Goya, esta sociedad hostil no le ha dejado volver a ponerse detrás de una cámara (pero él insiste). Sus recientes ensayos sobre el 'prusés' y sus circunstancias, El manicomio catalán (2013) y El derecho a delirar (2015), lo han convertido en un personaje de referencia de la disidencia irónica.

Comentar
m.a. 16/05/2017 - 09:58h
No tengo muy claro eso de que pagan los patriotas. Me da que podría suceder algo parecido a lo del PP en el ayuntamiento de Valencia. Por una puerta entregaban mil euros para la causa y por otra recibían, también muy católicos ellos, dos estampitas de 500...euros, faltaría más.
¿Quiere hacer un comentario?