Twitter pierde 429 millones de euros por falta de anunciantes

La lacra de la publicidad se traduce en pérdidas y la compañía cae en bolsa

3 min
Twitter pierde 429 millones de euros por falta de anunciantes / EFE
Irene Benedicto @irenebenedicto
10.02.2017 09:50 h.

Los anunciantes prefieren a Facebook y Twitter se resiente. A pesar de que aumentan los usuarios, las cuentas de la compañía caen con unas pérdidas netas de 429 millones de euros. El gigante tecnológico se sumerge en números rojos tras duplicar sus malos resultados en el último trimestre del ejercicio.

Las consecuencias fueron inmediatas en Walls Street y sus acciones se desplomaban en un 10%. El temor se apoderaba de los accionistas, que temen que Facebook y Snapchat, más dedicadas al entretenimiento, adelanten a Twitter, conocida como la red social del microblogging, en su capacidad por atraer a la publicidad.

Más usuarios, menos anuncios

Los ingresos publicitarios cayeron un 0,5% en el último trimestre de 2016, lo que supone 599,5 millones de euros menos. Y la progresión continuará en descenso, advierte la compañía, lo que pondrá palos en las ruedas al crecimiento de usuarios, y ensombrecerá la popularidad de la red social.

La compañía californiana se vanagloria de que el número de usuarios activos mensuales aumentó en el último trimestre un 4% hasta alcanzar los 319 millones, dos millones más que el trimestre anterior.

También incrementaron los usuarios activos diarios en un 11%. Las elecciones de Estados Unidos han beneficiado la concurrencia en esta plataforma. En especial, el ahora presidente Donald Trump, que hizo de la red social su principal canal de comunicación, para saltarse a la prensa. Sin embargo el efecto Trump ha sido menor del esperado por los expertos.

Liderazgo cuestionado

"El 2016 ha sido un año de transformación", ha considerado el consejero delegado de la compañía, Jack Dorsey, durante la presentación de resultados este jueves. Mejorar la audiencia es ahora el objetivo de la red social. "Llevará su tiempo, pero nos estamos moviendo rápido para ofrecer resultados", ha añadido, en un intento de distraer la atención sobre los nefastos números de publicidad.

Pero Dorsey no ha podido evitar que se cuestione su liderazgo por su incapacidad de atraer a nuevos anunciantes que compensen los gastos de la compañía. Tanto es así que se durante la jornada se llegó a especular sobre la eventual compra de Twitter por parte de otro gigante tecnológico que le pueda sacar mayor rendimiento.

¿Quiere hacer un comentario?