Desconcierto en la renovación de la cúpula de Gas Natural

Isidro Fainé sustituirá a Salvador Gabarró como presidente del grupo el próximo miércoles en un consejo notificado a última hora en el que el futuro organigrama aún está en el aire

5 min
Isidro Fainé (d) y Salvador Gabarró (i) junto a la sede de Gas Natural Fenosa en Barcelona / FOTOMONTAJE DE CG
Cristina Farrés @crisfarres
20.09.2016 00:00 h.

Gas Natural Fenosa (GNF), una cotizada que es considerada estratégica en el país por su papel en la producción y distribución energética ejecutará el próximo miércoles el esperado relevo en la presidencia. Esperado por la avanzada edad de la principal figura institucional de la compañía, Salvador Gabarró (81 años), que pasará el testigo a una de las personas con más poder en Cataluña y con gran peso en toda España, Isidro Fainé (74 años), en un proceso marcado por cierta improvisación y secretismo.

Tanto, que el presidente saliente ha evitado despedirse públicamente de GNF en el último acto público al que ha asistido este lunes en Barcelona, y ha eludido a la prensa.

El desconcierto llega al punto de que, contra lo que es habitual, ni siquiera la convocatoria del consejo de administración del día 21 había sido comunicada a todos sus miembros el pasado viernes. Los ejecutivos ya eran conscientes de que tendría lugar entre esta semana y la próxima, pero ha habido trajín de agendas. Especialmente porque el 28 de septiembre sí que se había convocado una reunión del máximo órgano directivo de la gasística en la que inicialmente se iban a concretar los cambios.

GIP entra en el consejo

En cuanto al orden del día, en estos momentos lo único que se sabe con certeza es que Gabarró anunciará su renuncia y dejará paso al banquero de Manresa. Habrá cambios en el consejo, tanto por el relevo como por la adquisición del 20% del capital del grupo por parte del fondo Global Infraestructure Partners (GIP) que le da derecho a nombrar dos consejeros.

Mario Armero, el hombre de los estadounidenses en España, es quien más suena como representante de los intereses del grupo en GNF. Tendrá trabajo en este sentido ya que la firma ha planteado en petit comité ciertas dudas sobre los relevos en el consejo de la multinacional española. No ha cuestionado el proceso y ha dado su apoyo al banquero, aunque en las empresas donde invierte suele promocionar presidencias más jóvenes.

Renovación del consejo

Rafael Villaseca, consejero delegado de GNF, continuará en el cargo. Antoni Brufau, presidente de Repsol y expresidente de la gasística, abandonará el consejo al perder el asalto en el pulso que mantiene desde hace años con Fainé.

También sale --por cuestiones muy diferentes-- el propietario de la distribuidora canaria de combustible Disa, Demetrio Carceller, y entra el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el director general de Criteria, Marcelino Armenter.

Organigrama secreto

Cuando quedan pocas horas para que se celebre la reunión aún está el aire el futuro de otro consejero clave, Juan Rosell, gran fiscalizador de Villaseca en los encuentros de la cúpula. El nombre del presidente de la CEOE estaba en las quinielas para sustituir a Gabarró y se ha filtrado que Fainé no cuenta con él para la próxima etapa de la empresa y que situará al vicepresidente de Caixabank, Antoni Massanell, en su lugar. El entorno del banquero indica que no se trata de una decisión en firme.

Fainé será el próximo presidente de GNF y no compartirá hasta el miércoles el organigrama que ha diseñado para gestionar una compañía valorada en 19.000 millones de euros. La reunión terminará al mediodía y, tal y como comentaban en tono jocoso las fuentes consultadas, “los cuchillos se llevarán clavados desde casa”. 

¿Quiere hacer un comentario?