Iberostar se pilla los dedos con el hotel de Lloret que 'pinchaba' la luz

La hotelera de los Fluxà pierde dos millones tras reservar plazas en el Marina Sand, que puenteba la electricidad

3 min
Miguel Fluxà, fundador de Iberostar, y el Marina Sands, investigado por 'pinchar' la luz / FOTOMONTAJE CG
Ignasi Jorro @IgnasiJorro
21.09.2016 00:00 h.

El hotelero que defraudó miles de euros a Endesa puenteando la luz en cuatro alojamientos de Lloret de Mar (Girona) ha atrapado a una de las cadenas hoteleras españolas con más solera. Iberostar, fundada por la familia Fluxà, tiene atrapados dos millones de euros en el hotel Marina Sand, uno de los establecimientos clausurados por estar conectado a la red eléctrica de forma irregular.

"Iberostar está afectada porque World2Meet, el turoperador que compró a finales de 2015, reservó camas en el hotel y avanzó una cantidad. Al ser clausurado, el hotel no podrá devolver la suma", explican profesionales cercanos al conflicto en Lloret.

Concretamente, la enseña mallorquina reclama más de 300.000 euros a un socio; cerca de 600.000 euros a José Luis Velasco Blanco, propietario de Savoy Hotels, la cadena investigada, y más de un millón a la sociedad que explotaba el Marina Sand.

Sin comentarios

Preguntado por la cuestión, un portavoz de Iberostar ha declinado realizar ningún comentario sobre la cantidad adeudada por Velasco.

Profesionales del sector hotelero local sí han arrojado más luz sobre el conflicto. "World2Meet reservó en junio, cuando el Marina Sand estaba operativo. Nada hacía sospechar el montaje, pero su calidad seguro que dejaba mucho que desear", subraya el directivo.

En efecto, el hotel de Velasco Blanco repintó el activo días antes de la apertura, tras un largo conflicto con su centenar de empleados. En pleno arranque de la temporada alta, el Marina aún estaba cerrado con un candado a la espera de resolver el contencioso laboral.

Más de 600.000 euros

El Marina Sand es uno de los dos hoteles que el Ayuntamiento de Lloret de Mar cerró a principios de septiembre por estar conectado ilegalmente a la red eléctrica. Otros dos hoteles también puentearon la luz, lo que generó una deuda conjunta de más 200.000 euros.

Además, Savoy Hotels dejó impagados más de 400.000 euros al consistorio en concepto de IBI y otros impuestos y servicios.

¿Quiere hacer un comentario?