La familia Sumarroca refinancia las deudas de sus patrimoniales

La estirpe reajusta algunas sociedades para asegurar su continuidad

4 min
Carlos Sumarroca Claverol (i) junto a su padre Carlos Sumarroca Coixet a la salida de la Audiencia Nacional en 2014 / EFE
Gonzalo Baratech @GBaratech
27.09.2016 00:00 h.

Soplan vientos de fronda para la controvertida familia Sumarroca, antaño una de las más potentadas de Cataluña. Al margen de sus incontables vicisitudes judiciales, los Sumarroca acaban de mostrar urbi et orbi que no andan sobrados de numerario. Meses atrás tuvieron que pedir árnica a la banca. Tras las consabidas negociaciones, este verano han logrado homologar un acuerdo de refinanciación pactado con las entidades en sus dos principales sociedades de cartera.

El primer reajuste de deudas atañe a Barsedana Inversions, con sede en Subirats (Barcelona). La compañía ha rubricado un nuevo convenio hasta 2020. Dicha empresa se sitúa en la cima del entramado de los Sumarroca. De ella dependen una quincena de sociedades. En Subirats figuran Bodegues Sumarroca, elaboradora de vino y cava; y Agromillora Catalana, fabricante de semillas. En La Canonja (Tarragona), tiene la sede central Molí la Boella, productora de aceite. En Vic (Barcelona), Colomer Leather Group, manufacturadora de curtidos. En Móra d’Ebre (Tarragona), Adobinve, también del ramo de los curtidos.

Más acuerdos

Al margen de este ramillete empresarial, de talla más bien modesta, de Barsedana también depende Sociedad de Inversiones y Participaciones Comsa Emte, entidad que controla el 30% del gigante de la construcción Comsa Corporación de Infraestructuras.

Dicho paquete está valorado en 225 millones, pero incluye un deterioro de 40,3 millones debido a las fortísimas pérdidas que ha registrado Comsa Corporación durante los últimos ejercicios. Sociedad de Inversiones y Participaciones arrastra unos quebrantos de 28 millones. Asimismo, ante sus estrecheces de tesorería ha homologado un acuerdo de refinanciación con sus acreedores.

Imputados por los negocios con Pujol Ferrusola

Barsedana Inversions está presidida por la sociedad Fibex Blue y tiene de consejera delegada a otra firma, Balmore Plus. La primera se rige por dos administradores, Carles Sumarroca Claverol y Ana María Boix Ribot; la segunda está en manos de Albert Sumarroca Claverol y Nuria Claverol Claverol.

Carles Sumarroca Claverol y su padre, Carles Sumarroca Coixet, hubieron de declarar como imputados en 2015 en la Audiencia Nacional por sus negocios con Jordi Pujol Ferrusola acusados de supuestos delitos de falsedad y blanqueo de capitales.

Familia bajo lupa

Otro miembro de la saga, Jordi Sumarroca Claverol, fue detenido el año pasado e ingresó en prisión por haber pagado presuntamente mordidas al alcalde de Torredembarra (Tarragona). Se le achacan delitos de falsedad, blanqueo y tráfico de influencias. En la misma operación, se arrestó a su prima Susana Sumarroca y a su tío, Joaquim Sumarroca.

En una caja fuerte sita en el domicilio de Jordi Sumarroca la Guardia Civil halló un manuscrito en el que aparecen las iniciales J. P. al lado de adjudicaciones de comisiones. El documento recogía un listado de supuestos pagos que hizo su constructora por la contratación de diversa obra pública en los ayuntamientos de Sant Celoni (Barcelona), Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Figueres (Girona), Lloret de Mar (Girona) y Torredembarra.

¿Quiere hacer un comentario?