La textil McGregor perdió 11,8 millones en 2016

La firma de moda entró en quiebra el año pasado

2 min
Escaparate de una tienda McGregor en un centro comercial / CG
21.04.2017 00:00 h.

McGregor Fashion Spain, titular de las marcas McGregor y Gaastra, registró en 2016 un déficit de 11,8 millones de euros, suma que contrasta con los beneficios de 739.000 euros del año precedente. Los números rojos son mayúsculos, si se tiene en cuenta que las ventas se situaron en 8,4 millones, con baja de un 20%.

El grueso del quebranto no se debe a la actividad ordinaria de la empresa. Proviene del total deterioro de su hijuela McGregor Retail Spain, que obligó a realizar ajustes financieros por importe de más de 10 millones.

McGregor es subsidiaria del grupo holandés homónimo. Éste acabó en suspensión de pagos en 2016. De forma simultánea, todas las filiales europeas, entre ellas las dos empresas españolas, llevaron sus libros contables al juzgado. Además, la dirección del grupo decidió trasladar la sede social desde Barcelona a Madrid.

Renacimiento

El concurso voluntario presentado por McGregor Fashion Spain y McGregor Retail Spain derivará en la liquidación de las dos sociedades. Pero ello no significa que las marcas de prendas de moda vayan a desaparecer del mercado español.

El juzgado holandés que tramita la quiebra acordó la venta del negocio a tres inversores. Éstos ya han constituido una entidad en Madrid, titulada Doniger Fashion, que no es una sociedad autónoma, sino una sucursal de la matriz del mismo nombre ubicada en los Países Bajos.

Desde ella seguirán presentes en el mercado peninsular, si bien se concentrarán exclusivamente en los centros de El Corte Inglés, por medio de corners. La única tienda que McGregor poseía en España, situada en el paseo de Gràcia barcelonés, se clausuró el año pasado.

¿Quiere hacer un comentario?