Chupa Chups prevé mejorar sus ventas en 2016

Acumula unas pérdidas de 123 millones desde 2006

2 min
Puñado de chupa chups | EFE
Gonzalo Baratech @GBaratech
18.10.2016 00:00 h.

La compañía Chupa Chups, de Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona), espera lograr en 2016 un aumento de las ventas y los resultados. De esta forma dejará atrás una larga fase de postración que comenzó en 2006, cuando la familia Bernat vendió el negocio al grupo italiano Perfetti van Melle.

Ya en 2015 comenzaron a notarse los efectos salutíferos del plan de reestructuración, puesto en marcha hace un par de años. Pese a que el giro cayó de 98,3 a 90,8 millones, la firma logró dar la vuelta al signo de sus resultados. Los de explotación sumaron 6,8 millones y el flujo de caja, 8 millones. El resultado final supuso una ganancia de 5,1 millones, que contrasta con los 1,7 millones de pérdida declarada en 2014.

La dura crisis que atravesó Chupa Chups ha dejado una profunda huella en el patrimonio de la casa, pues todavía arrastra un déficit de 123 millones pendiente de compensar con los beneficios que obtenga en el futuro.

Esta enorme masa de números rojos obligó en 2015 a adoptar draconianas medidas de ajuste. Chupa Chups aumentó sus recursos propios en 144 millones, distribuidos entre 65,6 millones de capital más 78,6 millones de prima de emisión. El desdoble no se ha realizado mediante aportación dineraria, sino por compensación de créditos que fueron concedidos a la sociedad por su socio Perfetti. Tras esta operación, Chupa Chups cuenta con unos fondos propios de 38 millones, frente a los 110 millones negativos que tenía el año anterior.

La empresa emplea a 394 personas, después de que a finales de 2014 se despidiera a 49 trabajadores.

¿Quiere hacer un comentario?