Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los ejemplares de especies autóctonas amenazadas que el Zoo de Barcelona ha reintroducido a su medio natural / DANI FERNÁNDEZ (AYTO. BARCELONA)

El Zoo de Barcelona reintroduce varios ejemplares de especies autóctonas amenazadas

El nuevo modelo del centro busca potenciar la conservación y recuperación de la fauna mediterránea, una función que resulta “muy efectiva” en la conservación de especies en peligro de extinción

3 min

El Zoo de Barcelona ha reintroducido a su medio natural varios ejemplares de tres especies autóctonas amenazadas en los últimos días: dos de tortuga y una de tritón. Esta acción se enmarca dentro del nuevo modelo del centro, que busca potenciar la conservación y recuperación de la fauna mediterránea.

En concreto, se han liberado 27 galápagos leprosos en el delta del Llobregat, se han reintroducido 51 tortugas mediterráneas en el valle de Bovera (Lleida) y se han enviado 58 larvas de tritón del Montseny para aumentar su área de distribución en el hábitat natural, según ha explicado el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado. Las tres están catalogadas como especies en peligro por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UINC).

Conservación de especies “muy efectiva”

La tercera teniente de alcalde y presidenta del Patronato del Zoo de Barcelona, Laia Bonet, ha celebrado que la función del centro en el marco de su nuevo modelo está siendo “muy efectiva” en la conservación de especies en peligro de extinción.

En este sentido, señala que el zoológico demuestra, así, que no solo puede servir para sensibilizar y educar sobre la necesidad de preservar y conservar la naturaleza, sino también para reintroducir especies en sus hábitats.

Chips y dispositivos GPS

La semana pasada se liberaron los 27 ejemplares de galápago leproso en los espacios naturales protegidos del Cal Tet-Ca l’Arana y del Remolar-Filipines del delta del Llobregat. Cada uno estaba marcado con un código en su caparazón o con un chip que permitirá evaluar su adaptación a la naturaleza.

Además, doce de ellos también llevan un dispositivo GPS que registrará su posición y temperatura corporal, lo que permitirá hacer un seguimiento de los movimientos del animal y ofrecer información valiosa sobre los hábitats que ha seleccionado.

Otras liberaciones de ejemplares

Por otro lado, el zoo ha enviado 58 larvas de tritón del Montseny, en el marco de un proyecto cuyo objetivo es mantener un reservorio genético en los distintos centros de cría. Así, buscan garantizar el futuro de la especie y aumentar su área de distribución mediante la liberación de más ejemplares en nuevos torrentes.

Por último, las 27 tortugas mediterráneas liberadas –16 de las cuales nacieron en el zoológico de la Ciudad Condal– se reintrodujeron en colaboración con la Asociación Trenca, con la novedad que se hará seguimiento de los ejemplares con perros adiestrados.