Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos delfines del Zoo de Barcelona / EUROPA PRESS

El Zoo de Barcelona traslada sus últimos delfines a Atenas

La ciudad es, después de dos años de espera, una metrópoli libre de cetáceos en cautividad

Esther Figueroa
4 min

Barcelona ya es una ciudad libre de cetáceos en cautividad, como prometió en 2018. A pesar de que el traslado se ha demorado dos años, el Attica Zoological Park, de Atenas (Grecia), es el nuevo hogar de los tres delfines que vivían hasta ahora en el zoológico barcelonés. Los tres mamíferos forman parte del Programa Europeo de Especies en Peligro de Extinción (EEP) de la Asociación Europea de Zoo y Acuarios (EAZA).

El traslado de los tres cetáceos (Nuik, de 21 años; Tumay, de 17 años, y Blau, de 7 años) al Attica Zoological Park se produjo el domingo con éxito. Este zoológico forma parte de la EAZA, y acredita un nivel óptimo en instalaciones y manejo de delfines. Además, se está construyendo un nuevo delfinario para proporcionar a los mamíferos todas las comodidades.

El bienestar de los animales

Los tres mamíferos son los últimos delfines que han vivido en Barcelona, y forman parte del EEP, por lo que cualquier movimiento de los animales requiere el visto bueno del coordinador del programa. Para preparar su traslado, el equipo de cuidadores y personal de veterinaria del Zoo de Barcelona ha estado trabajando en los últimos meses con los cetáceos para reforzar su entrenamiento y mejorar su actividad física y social. Además, un equipo de cuidadores del zoo los ha acompañado en todo el viaje en avión.

Delfines Barcelona
Los tres últimos delfines de Barcelona / ZOO

Una vez en el destino, los mamíferos se han alojado en unas piscinas de aclimatación, donde descansarán hasta que se produzca el encuentro con el resto de delfines de Attica Zoological Park. En los próximos días, un equipo de cuidadores de los dos zoológicos trabajará conjuntamente para adaptar de la mejor manera posible a los delfines a su nuevo hogar y para determinar cuál es la mejor manera de asociar a los tres con sus nuevos compañeros.

El futuro del Zoo de Barcelona

En 2018, cuando se propuso que Barcelona sería una ciudad libre de cetáceos en cautividad, el consistorio contactó con la EAZA para buscar un destino para sus delfines con los requisitos de que debía ser una buena instalación para el manejo del grupo y también para garantizar el máximo bienestar de los animales. La EAZA tiene como misión promover la cooperación europea por la conservación y contribuir a la divulgación de la biodiversidad global.

Al margen de ello, la ciudad trabaja en nuevo modelo de zoo, aprobado por unanimidad en el plenario municipal de mayo de 2019. Entre las actuaciones previstas destaca la que afecta al Aquarama, espacio que alojará una reserva de manejo para cuidar a diferentes animales del zoológico, desde mamíferos hasta réptiles. En el caso de que obras o situaciones temporales afecten las moradas habituales de ciertos animales, estos tendrán esta estancia provisional.

Nuevo uso del delfinario

La segunda actuación se centra en el delfinario, del cual se conservará la parte interior subterránea y servirá como depósito para agua freática para el uso de riego y limpieza, que supondrá una ganancia de eficiencia para el zoológico. En la parte superior se construirá un equipamiento que acogerá diferentes actividades divulgadoras y educativas.