Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El obispo Xavier Novell, increpado durante una protesta feminista / CG

Xavier Novell cobra de la Iglesia pese a su romance con Silvia Caballol

La Conferencia Episcopal Española se mantiene ambigua sobre la situación del obispo emérito de Solsona

3 min

El amor y la Iglesia no están reñidos. Los curas ya dicen que están casados con Dios y en el caso del obispo emérito de Solsona, Xavier Novell, también lo alterna en la tierra con su romance con Silvia Caballol.

Desde que saliera a la luz su relación, las cámaras intenta cazarlos juntos. Todavía no ha sido así, aunque los vecinos de Suria, sí. Fueron los primeros en saberlo y primó la discreción.

Remuneración

Más allá de su vida privada, lo que más choca es que el catalán no ha abandonado la orden religiosa, sólo dejó el cargo. Eso implica que, pese a no guardar el celibato --uno de los votos que debe hacer una persona religiosa al ingresar en la Iglesia católica-- sigue cobrando.

Tal y como revela la Conferencia Episcopal Española (CCE), “en España los sacerdotes cotizan en la Seguridad Social y por tanto, cuando les llega la edad de jubilación, cobran esa jubilación”. Lo que conlleva que Novell recibe una retribución, “según la cotización”.

CEE y Santa Sede

Lo dejó caer en su día el secretario general de la CCE, Luis Argüello, en el cierre de la Comisión Permanente, celebrada en Madrid del 28 al 29 de septiembre: “Xavier Novell es para nosotros un obispo emérito y tiene el mismo tratamiento que cualquier otro, porque no hemos recibido ninguna otra notificación”.

El miembro de la institución recuerda que el Vaticano sólo comunicó en su día que el obispo de Solsona dejaba el cargo, no la Iglesia. De hecho, el llamado derecho canónico no prevé la dispensa del celibato y la secularización de los obispos. El único que lo podría otorgar es el mismo Papa y hasta ahora no se ha pronunciado al respecto.

Obediencia

Para lo que sí ha hablado la Santa Sede es para pedir silencio a Novell. Ante la sorpresa y expectación pública que supone que un obispo haya abandonado su cargo por una mujer, ordenó al exorcista que no dijera nada al respecto.

Fuentes cercanas al catalán afirman que éste tiene ganas de dar explicaciones pero respeta las órdenes de sus superiores. Por otro lado, no se sabe si está dispuesto a salir de Iglesia.