Menú Buscar
Aplicación WhatsApp / EFE

WhatsApp, una herramienta más para la difusión de bulos sobre salud

Twitter y Facebook comparten la segunda plaza como otros canales de difusión de 'fake news'

3 min

La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp es el canal por el que más bulos de salud se comparten, según las conclusiones del informe EHON ¿Cómo actuar frente al Dr. Google?, que ha sido editado por el Instituto #SaludSinBulos y ha contado con la colaboración más de cuarenta representantes de sociedades científicas, organizaciones de pacientes, colegios profesionales y asociaciones de periodistas, así como algunos de los mayores líderes de opinión sobre salud de las redes sociales.

Aproximadamente la mitad de los participantes consideran que WhatsApp es el principal medio por el que se difunden los bulos de salud, pues la facilidad de su uso y su gran penetración en la población española, han hecho de esta aplicación una herramienta de propagación de informaciones falsasAdemás, el hecho de que la alerta llegue al paciente a través de una fuente de confianza, como puede ser algún familiar o amigo, le hace caer en la trampa y, sin ser consciente del error, actuar de manera masiva para informar con rigor al resto de la población. Le seguirían como principales canales de difusión de bulos las redes sociales Twitter y Facebook.

Frenar los bulos

La gran mayoría de los participantes en la encuesta ha considerado que los profesionales sanitarios deberían asesorar a los pacientes sobre los contenidos web más fiables y muchos otros creen que debería estar penalizada la difusión de contenidos de salud que puedan perjudicar a las personas. 

Contacto entre médico y paciente / UNSPLASH

Contacto entre médico y paciente / UNSPLASH

Además de una labor más comprometida, didáctica y empática con los enfermos, mediante la cual los agentes sanitarios consigan resolver todas las dudas de sus pacientes y avisarles de la cantidad de informaciones falsas que se expanden por internet, los divulgadores de salud han destacado en este estudio que quieren un papel más activo en la lucha contra las fake news. Para ello, no sólo quieren servir de filtro en la información, sino contrastar fuentes, divulgar en un lenguaje más sencillo y aprovechar las oportunidades de las redes sociales, los influencers en salud y las claves del posicionamiento online para hacer llegar más y mejor los mensajes.