Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Incidentes en Waka Sabadell / FUENTES POLICIALES

Cónclave en Interior tras los disturbios de Waka Sabadell

La Consejería de Joan Ignasi Elena convoca a los agentes económicos y sociales para debatir la reapertura del ocio nocturno

3 min

Reunión de urgencia en el Departamento catalán de Interior tras la batalla campal de la discoteca Waka Sabadell el fin de semana. La Consejería de Joan Ignasi Elena (ERC) ha convocado a los agentes económicos y sociales de cara al jueves, 16 de diciembre, después de los disturbios ante el club nocturno de Sant Quirze del Vallès (Barcelona). 

Han informado de ello fuentes del sector, apuntando a una cumbre convocada por el director general de la Policia, Pere Ferrer, y la directora general de Administración de la Seguridad, Sònia Andolz. La reunión interpela a los "actores presentes en el desarrollo de la actividad nocturna", y versará sobre la vuelta a la actividad nocturna y los problemas urgentes. 

"Reunión programada"

Otras fuentes han subrayado que la reunión "estaba programada con anterioridad" a los graves sucesos de Waka. ADN Sindical, mayoritario en el sector de la seguiridad privada, ha recordado que "pidió la reunión en noviembre", con el fin de "profesionalizar" la vigilancia de clubes y que, si es preciso, se desplieguen efectivos en el polígono de la discoteca. 

Sea como fuere, se ha dado la casualidad de que la cumbre ha sido convocada hoy, pocos días después de que una multitud de jóvenes atacara el local con piedras, bengalas y botellas. Los hechos ocurrieron después de que los porteros inmovilizaran a un joven con bridas en las puertas del local, avanzó Metrópoli Abierta. Ante ese incidente, amigos y conocidos de la víctima se lanzaron contra el establecimiento asegurando de que en el mismo "hay palizas racistas" por parte de la seguridad. 

La alcaldesa abona la tesis de "xenofobia"

Esta línea argumental la ha abonado Elisabeth Oliveras, la alcaldesa de Sant Quirze del Vallès, localidad barcelonesa en la que se encuentra Waka. La primera edil ha lamentado la "violencia de la protesta" juvenil, aunque ha asegurado a RAC1 que la turba respondía a otra "violencia sufrida". Oliveras alertó también de "brotes de xenofobia" dentro del local. 

Por su parte, Fecasarm avanzó ayer que se ha apartado de forma preventiva a dos porteros y que el local ha lanzado una investigación interna. La patronal de ocio nocturno exigió sin embargo que "no se criminalice la discoteca".