Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Máquina de coser, hilos y telas

Vuelve la moda de coser en casa

La costura vuelve a quedarse en los hogares, ampliando los armarios más que nunca con prendas hechas por uno mismo

6 min

Más horas que nunca en casa, cierto miedo a salir al exterior y acudir a los lugares de siempre, restricciones para reunirse con familia y amigos… La pandemia ha provocado que nuestro día a día pegue un vuelco absoluto, pero también ha abierto la puerta a explorar nuevas oportunidades.

Lo digital está arrasando en todos los frentes. Ahora, lo tenemos más fácil que nunca cuando vamos a comprar a través de internet, podemos consultar toneladas de información con tan solo coger nuestro Smartphone o, incluso, hablar con amigos, familiares y hasta desconocidos, si nos apetece.

Una antigua costumbre, la costura

Gracias también a este boom tecnológico, se han abierto muchos frentes para experimentar y aprender cosas nuevas. De hecho, precisamente en este contexto muchas personas han empezado a coser en casa. Una costumbre que es prácticamente tradición del pasado, ha vuelto a pegar con mucha fuerza.

Tanto, que ya se puede hablar de ella como una moda que vuelve, aunque apunta a hacerlo para quedarse por completo entre nosotros. Tenemos mucho más tiempo libre y eso, combinado con la búsqueda del ahorro dadas las complicaciones que nos rodean y la incertidumbre que acompaña, nos lleva a explorar alternativas.

Un pasatiempo y un ahorro

En lugar de comprar nueva ropa, reutilizar la que tenemos e incluso replantearla cosiendo. Elaborar nuevos complementos para ampliar las opciones de vestuario sin tener que pasar por caja o, incluso, tener un pasatiempo con el que acabar con las horas muertas haciendo algo a lo que se le puede sacar partido. Lo cierto es que hay muchos factores tras este fenómeno, aunque la influencia digital es uno de los más importantes. Y es que ahora cualquier puede aprender a coser en casa. En internet se pueden encontrar cientos de tutoriales, sea en vídeo o en texto, además de todos los productos e instrumentos que pudieran ser necesarios.

Todo facilidades, aderezado con un contexto que incluso invita a ello. A mayor tiempo libre, mayor el interés por probar cosas diferentes, y más cuando tienen detrás la posibilidad de desarrollar la creatividad y lucir un estilo único. Desde luego, para amantes de la moda, todo esto conforma la tormenta perfecta para marcar tendencia si lo desean.

¿Qué necesito para coser en casa?

Puede que estés empezando a formar parte de esta vorágine de la costura. No te preocupes, porque empezar es algo de lo más sencillo. Lo primero que hace falta es el equipamiento necesario, aunque hay quien dice que para coser solo hacen falta una aguja e hilo.

Sin embargo, a la hora de la verdad, si tienes la intención de experimentar con prendas de vestir, vas a necesitar una máquina de coser. No es difícil dar con la correcta, ya que en internet tienes cientos de opciones a tu disposición. Con ese punto de partida, solo tienes que acudir a una web comparadora para rematar.

Aprende online

Si necesitas una buena guía, en la pagina de mejoresmaquinasdecoser.com tienes lo que buscas. Ahí se encuentran las mejores máquinas de coser del momento, junto con recomendaciones, reseñas y comparativas. Un buen punto de partida para hacer la compra adecuada. Por otra parte, sí que es importante recalcar el papel del aprendizaje. Nadie nace sabiendo, y mucho menos si hablamos de costura. Por eso, hay que recurrir de nuevo a internet. Hay cientos de tutoriales disponibles, sobre todo en vídeo.

Esta es la mejor opción, ya que te ofrece un enfoque práctico para cualquier cosa que quieras hacer. Aunque también cabe destacar que la formación por la vía más tradicional también es muy aconsejable. Aprender a tomar medidas, a hacer patrones, a cortar prendas y, en definitiva, a todo lo que tiene que ver con la costura, te garantiza obtener mejores resultados.

Tejer también vuelve

Aunque cabe la posibilidad de que simplemente quieras coger un par de agujas para tejer. Esto también entra dentro de la costura y te permite hacer cosas como gorros de lana o hasta bufandas. Un buen punto de partida antes de dar el salto a algo más serio, y también ideal para afrontar el invierno.

Junto a todo esto, lo único que queda por subrayar es lo importante que es tener voluntad. Aprender a coser es una tarea sencilla, pero requiere tiempo y dedicación. A medio y largo plazo podrás ver cómo eres capaz de afrontar incluso las prendas más complicadas y los arreglos más difíciles. 

Tiempo, ganas y materiales. Con eso, el resto es ponerse manos a la obra y empezar. La costura es un mundo de lo más práctico y accesible y, además, encaja perfectamente con los tiempos que nos está tocando vivir. Tú también puedes sumarte a esta moda, aprovéchala y sácale partido para ampliar tu armario como te apetezca.

--

En colaboración con mejoresmaquinasdecoser.com