Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Atasco a la vuelta del Puente de la Constitución en Barcelona / TRÀNSIT

La operación retorno del puente de la Constitución colapsa las carreteras catalanas

De los cerca de 465.000 vehículos que han salido del área metropolitana de Barcelona este fin de semana solo habían vuelto unos 118.000 a media tarde

4 min

La vuelta del puente de la Constitución genera atascos y tráfico lento en la red viaria de Cataluña, con especial incidencia en el área metropolitana de Barcelona. A las 19.30 horas de la tarde del domingo, Día de la Inmaculada Concepción, más de una treintena de vías tenían incidencias en el paso de vehículos; cinco de ellas, con retenciones importantes. 

El Servei Català de Trànsit calculó al inicio del puente de inicios de diciembre que unos 465.000 vehículos se desplazarían fuera de Barcelona y sus alrededores con motivo de las fiestas. De todos ellos, solo unos 118.600 habían vuelto al área metropolitana a las 17.00 horas del domingo. Es decir, que tres cuartas partes de las personas que han pasado el puente fuera de casa han retrasado su retorno, con los consiguientes atascos. 

Cinco carreteras con atascos

A las 19.30 horas, Trànsit constataba problemas de congestión en el tráfico en cinco puntos: en la AP-7 en Subirats; en la C-16 a el Túnel del Cadí; en la conexón de la C-162 con la C-16 a la altura de Riu de Cerdanya; en la C-16z en Puig-Reig y en la Ronda Litoral de Barcelona (B-10).

Las causas de estas retenciones eran diversas: en la autopista y en la ronda de Barcelona se habían sucedido sendos accidentes de tráfico, mientras que en la C-16z había problemas de paso por la presencia de objetos en la calzada. En los demás casos, el alto número de coches impedía el tráfico fluido. 

Carriles cortados por accidente

El choque acaecido en la B-10 a su paso por el Puerto de Barcelona ha obligado a cortar la circulación en dos de los carriles de esta vía: uno uno en cada sentido de la marcha. Ello ha ocasionado largas colas de vehículos que superaban los siete kilómetros en sentido sur, mientras que en sentido norte eran algo menores. 

También se ha debido cerrar el paso a vehículos en un carril de la A-2 a la altura de Castellnou de Seana, en Lleida, a causa de otro accidente. En este caso, el atasco superaba los ocho kilómetros a las 20.00 de la tarde.

Tráfico cortado por desprendimiento

Otra de las vías cortadas al tráfico --aunque con una causa diferente a la de la Ronda Litoral y la A-2-- es la comarcal BV-5301 a su paso por el municipio de Montseny. Un desprendimiento de tierra y rocas ha invadido la calzada, por lo que el paso de vehículos ha quedado imposibilitado. 

No es la primera vez que esta vía sufre colapsos debido a la presencia de objetos naturales en lo que va de mes. De hecho, a principios de semana un árbol caído --con gran probabilidad, a causa del temporal de lluvia y viento que cruzó Cataluña durante esos días-- obligó a cortar el tráfico.