Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La vuelta al cole en una imagen de archivo / EFE

La vuelta al cole más cara: hasta 500 euros para llenar la mochila

La inflación eleva la factura educativa de las familias que optan por 'reciclar' libros de texto y buscar ofertas en Internet

Aleix Mercader / Noelia Carceller
6 min

La inflación también se dejará notar en la vuelta al cole. El encarecimiento de los artículos de papelería, los libros de texto y otros materiales escolares ya ha puesto en guardia a las familias. El reciclaje del contenido de las mochilas de cursos pasados, sumado a la búsqueda de ofertas comerciales, marcará el regreso a las aulas de los estudiantes en septiembre.

Según una reciente entrevista realizada por Privalia, un 60% de los encuestados asegura que este año invertirá más en las compras vinculadas a la educación de sus hijos. En concreto, la factura media se situará entre los 200 y 500 euros, siendo la franja de 300 a 500 euros la de mayor peso (35%). Además, un 20% de los encuestados sostiene que se dejará más de 500€.

Más gasto que hace un año

El alza de los precios es la causa directa de este sobrecoste para los hogares, como reconoce un interlocutor del outlet electrónico: "Los factores detrás del incremento pueden ser varios como tener más hijos en edad escolar o necesitar más material que el año pasado. Sin embargo, el contexto actual de inflación tiene un peso destacado en la previsión de aumento de gasto de las familias españolas para las compras de este nuevo curso".

Aunque habitualmente el ticket se situará en una horquilla entre 200 y 500 euros, este año el rango más habitual subirá un peldaño para situarse en más casos por encima de los 300 euros. "Hay aspectos que cambian según el contexto. En 2020, por ejemplo, el peso de tablets y dispositivos electrónicos en la cesta de la compra casi se duplicó. Además, surgió la necesidad de complementar la lista habitual con mascarillas y geles hidroalcohólicos", señalan desde la compañía propiedad de Veepee.

Si se puede reutilizar, se hace

La novedad de este 2022 es la voluntad de reusar materiales de amigos y conocidos como método tanto para ahorrar como para generar un saldo positivo para el medio ambiente. Como confirma Iñigo Vallejo, portavoz de Milanuncios, "cuando se prevé que la inflación sea de un 10%, ya hemos observado una primera tendencia a finales de curso en la que las familias han comenzado a vender sus libros en junio para deshacerse del material que no necesitan y destinar parte de ese dinero a su presupuesto para la vuelta al cole".

"Ahora que nos adentramos en septiembre, no es de extrañar que las familias acudan al mercado de segunda mano no solo para comprar libros de texto como han hecho en los últimos años, sino también otros materiales necesarios", comenta. En la app del portal de reventa ya se ha constatado esta dinámica, que algunas asociaciones de padres y madres como CONCAPA también han corroborado.

Una maestra imparte clase en el día de la vuelta al cole en Cataluña / EFE
Una maestra imparte clase en el día de la vuelta al cole en Cataluña / EFE

¿Qué hacen las empresas?

Lo cual no obsta para que algunos operadores consultados por este medio señalen que intentan preservar el precio de venta al público. En el caso del fabricante de cuadernos y libretas Oxford, su director general en Iberia, Josep Antoni Buixeda, asegura que han hecho "un esfuerzo para que el aumento de precios no repercuta al consumidor" y han incrementado las ofertas y descuentos en packs familiares y otras categorías.

Ello pese a que el ejecutivo detalla que los proveedores de objetos fabricados con papel han elevado entre el 15% y 25% el precio de sus bienes y que el papel, como materia prima, ha escalado hasta los 1.300 euros por tonelada. Esto es, un 70% más que hace un año.

Un tercio del sueldo 

Por su parte, José Moyano, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Materia de Enseñanza (Anele), ha afirmado que la industria "no trasladará al consumidor final todo el incremento de los costes de producción".

Un ejercicio de equilibrio por parte del sector privado que, en todo caso, los hogares también intentarán esquivar sacando partido de las ofertas cada vez más frecuentes en plataformas digitales. No es para menos: la factura de material de estudio cada septiembre supone entre el 20% y 30% del sueldo para casi la mitad de españoles (un 43%). Este año, la vuelta al cole será más empinada.