Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Libros de texto / AMAZON

La vuelta al cole en Cataluña: una semana antes y sin libros

La adaptación de los currículos a la 'ley Celaá' retrasa la llegada de los materiales escolares a 10 días del comienzo de curso

7 min

Fue la cadena de librerías Abacus quien primero levantó la liebre: los libros de texto no están llegando a los estantes. Según han explicado fuentes educativas a Crónica Global, el próximo curso académico, que empezará en Cataluña una semana antes que el año pasado tras el adelanto del calendario escolar --el 5 de septiembre en primaria y el 7 de septiembre en secundaria--, corre el riesgo de hacerlo sin materiales docentes.

La razón de este retraso se halla en los nuevos currículos cuya elaboración corresponde en parte a las autonomías. En siete comunidades todavía no se han publicado de forma oficial estas guías de contenidos: Cataluña, Andalucía, Canarias, Castilla y León, Murcia, País Vasco y Asturias. Como consecuencia de ello, algunas editoriales están aguardando a la difusión de los currículos definitivos en los boletines autonómicos para enviar sus libros a imprenta, según relatan las mismas fuentes.

Despliegue de la 'ley Celaá'

A su vez, no todos los centros están prescribiendo los materiales a la espera de que se concluya este proceso, con lo cual las empresas no tienen clara cuál será la demanda final de sus catálogos. No se espera que estas demoras vayan más allá de unos pocos días respecto a la fecha de arranque de las clases, pero sí hay sensación de que la vuelta al cole será algo más complicada en este capítulo.

Esta situación tiene su origen en la última reforma educativa aprobada en diciembre de 2020: la LOMLOE o ley Celaá. Este año deben adaptarse los índices curriculares de los cursos impares --primaria (primero, tercero y quinto), ESO (primero y tercero) y primero de bachillerato-- para efectuar el despliegue de la nueva norma.

Los profesores, en contra

El 50% de esta labor depende del Gobierno, que aprobó sus reales decretos de enseñanzas mínimas en marzo y abril, mientras que el 50% restante corresponde a cada autonomía, con excepción de las comunidades con lenguas cooficiales que pueden decidir hasta el 60%. En el caso de Cataluña, la Consejería de Educación dirigida por Josep González Cambray decidió acometer esta revisión a través de un proceso participativo que se inició en abril y concluyó en julio.

Pero la consulta coincidió con un periodo de fuerte conflictividad de los profesores, en pie de guerra con el departamento por el avance no consensuado del calendario escolar y también contrarios a una actualización curricular hecha sin un debate pedagógico en profundidad y a marchas forzadas. De resultas, los docentes consultados han apuntado que los decretos de enseñanzas básicas han tenido una elaboración tortuosa y que su validación definitiva ha terminado posponiéndose.

Manifestación profesores 25 de Mayo / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)
Manifestación profesores 25 de Mayo / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

Cambray da "oxígeno"

A esto se suma que Cambray anunció en paralelo una flexibilización de los nuevos currículos que deben entrar en vigor el curso 2022-2023. "Tendremos nuevos currículos pero daremos oxígeno", aseguró el consejero el pasado marzo. Este posicionamiento ha impactado de forma indirecta sobre los editores, como ha reconocido en declaraciones a este medio la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE), quien ya advirtió el pasado enero de que la redacción de los currículos iba con retraso.

"No se está produciendo desabastecimiento. Las editoriales cuentan con libros suficientes adaptados a la LOMLOE en sus almacenes y, por tanto, a disposición de las librerías. Lo que ocurre es que las declaraciones realizadas por el consejero diciendo que se iba a permitir una flexibilización de la implantación de los nuevos currículos durante los próximos tres años ha hecho que algunos centros hayan optado por seguir manteniendo los libros LOMCE [ley educativa anterior]", ha señalado un portavoz de la entidad.

Respuesta de Educació

"Esto era algo que las empresas no tenían previsto y, por tanto, han tenido que hacer reimpresiones de estos. Esto hace que la logística esté siendo más compleja y pueda producir que, en situaciones puntuales, haya librerías que no dispongan de los libros. Situación que se resuelve en pocos días", se ha apostillado desde ANELE. Sobre la reserva de algunas editoriales a la espera de conocer los currículos definitivos, ANELE se ha abstenido de responder.

De todas formas, Educació ha subrayado que los centros recibieron en junio una circular con orientaciones sobre los nuevos currículos y los borradores definitivos. "Los decretos están en su trámite administrativo final y a punto de aprobarse. Se prevé que no haga falta cambiar casi nada respecto la última versión remitida a los centros, que es el borrador definitivo", ha añadido este portavoz.