Menú Buscar
Avión de Vueling.

Vueling toma medidas tras la polémica de la bandera española y Puigdemont

La compañía insta a la tripulación a no comprometer la imagen de la marca, algo que el sindicato SEPLA ve como un atentado a la libertad de expresión

Redacción
2 min

La compañía Vueling ha enviado una instrucción interna a sus tripulaciones en la que insta a evitar la divulgación de imágenes que comprometan a la aerolínea, después de que un piloto recibiera al presidente catalán Carles Puigdemont a bordo del avión con una bandera española.

La polémica de las esteladas 

La orden se produce días después de que un piloto de Vueling recibiese a Puigdemont, con la enseña española colocada en su corbata y luego difundiese la imagen. La ocurrencia del piloto no generó ningún conflicto y el propio Puigdemont, que volaba a Madrid para asistir a a la Copa del Rey, se la tomó con sentido con sentido del humor al considerarlo un “acto de reafirmación”. Sin embargo, la acción tuvo lugar en plena polémica respecto a la presencia de las banderas esteladas en los campos de futbol.

Por ello, la aerolínea no quiere permitir que la tripulación vuelva a protagonizar situaciones similares y solicita “extrema precaución” a la hora de difundir en medios de comunicación y redes sociales comentarios relacionados con la empresa o en los que aparezca la identidad corporativa de la misma. La sección sindical de SEPLA considera esa instrucción como un ataque a la libertad de expresión.

“Decirnos cuándo, dónde y con quién podemos o no podemos hablar no sólo es una violación clara del derecho a la información y a la libre expresión, sino que también afecta a nuestro derecho a la libertad sindical, indispensable para hacer correctamente nuestro trabajo a la hora de representar a nuestros compañeros pilotos”, aseguró la plataforma sindical. Vueling niega que se pretenda acallar a sus trabajadores.