Menú Buscar
Imagen de los mostradores de facturación de Vueling en el aeropuerto de Barcelona-El Prat / EFE

Vueling cancela 92 vuelos en El Prat este fin de semana por la huelga de Iberia

La medida afectará a 54 aviones el viernes y 38 el sábado, y repercutirá sobre unos 14.000 usuarios

3 min

La aerolínea Vueling ha cancelado un total de 92 vuelos este fin de semana en el aeropuerto de Barcelona-El Prat debido a la huelga convocada por el personal de tierra de Iberia.

Las cancelaciones se reparten en 54 vuelos el viernes 30 de agosto y 38 el sábado 31, según fuentes de la compañía.

Vueling ha comunicado esta noche a los pasajeros afectados la cancelación de los vuelos, que calculan que son unos 14.000 usuarios, y les ha ofrecido la reubicación en otro vuelo adaptado a sus necesidades o el repago del vuelo.

Negociaciones rotas

El comité de huelga del personal de tierra de Iberia en el aeropuerto de Barcelona ha anunciado paros para el 30 y 31 de agosto al no poder sellar un acuerdo con la empresa después de reunirse con representantes de la compañía en la sede del departamento de Trabajo de la Generalitat. El conflicto, que desde el pasado mes de julio ha causado la cancelación de un centenar de vuelos, continúa, de momento, sin desencallarse.

El portavoz de UGT, Omar Minguillón, ha explicado que Iberia se ha negado a aceptar la propuesta de creación de una comisión de seguimiento de los acuerdos por parte de la Generalitat de Cataluña, una medida que el comité sí había aceptado "como gesto de buena voluntad" para desconvocar los paros en el aeropuerto barcelonés.

Reivindicaciones

El sindicato ha lamentado en las últinas semanas la "falta de interés" de la dirección "para acabar con la falta de personal, la falta de estabilidad de la plantilla, el exceso de carga de trabajo, el abuso de las horas extraordinarias de obligado cumplimento y la reorganización de turnos para conciliar la vida familiar y laboral".

La plantilla de Iberia reclama a la empresa el paso a fijos de los empleados con contrato temporal. Éstos representan a más al 50% de los trabajadores, y quieren además que la sobrecarga de trabajo se compense con nuevas contrataciones.