Menú Buscar
Varios vehículos con licencia VTC aparcados en Barcelona / EUROPAPRESS

La normativa del AMB para los vehículos VTC prevé multas de hasta 6.000 euros

Un estudio pronostica la expulsión de Barcelona de la red de 'Smart Cities' por la normativa que ha forzado el cese de actividad de Uber y Cabify en la ciudad

25.02.2019 15:48 h.
6 min

El texto que prepara el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para regular la circulación de automóviles con licencia VTC prevé sanciones de hasta 6.000 euros. Este documento, en el que se aumenta la precontratación de estos vehículos de alquiler con conductor de 15 minutos --lo previsto por el decreto aprobado por la Generalitat-- a una hora, se enfrenta hoy a su aprobación. Y que, de ser aceptado, impactará aún más en la movilidad de la capital catalana y su cinturón municipal.

Este es el punto más conocido --y controvertido-- que se ha sabido hasta ahora, aunque no es el que mayor multa comportaría de ser aprobado el reglamento. Una precontratación de servicios de VTC menor de 60 minutos se califica como "infracción grave" de la normativa y conllevaría una penalización de entre 301 y 1.400 euros. La captación de clientes en la calle o en puntos reservados para taxis, incumplir los días de descanso obligatorios y no disponer de una póliza de seguro en los parámetros exigidos también conllevarán esta misma sanción.

Registro de vehículos VTC

El ente supranacional obligará a todos los conductores y empresas de VTC a registrar sus coches en el denominado Registro de Vehículos, a pesar de que el Ministerio de Fomento también llevará un conteo de este tipo de transportes. Además deberán hacer constar en él, de forma detallada, todas las carreras que se lleven a cabo. En contcreto, deberán aparecer el día y la hora en la que se ha realizado el servicio, el origen y destino del trayecto y los recorridos mínimos y máximos estimados. Cada uno de los vehículos registrados tendra un adhesivo identificativo que tendrá que llevar visible de forma obligatoria, en la parte inferior derecha de la luna delantera del vehículo

Aquel conductor de VTC que sea cazado sin haberse inscrito previamente en el susodicho registro cometido una "infracción muy grave" según la normativa del AMB y, por tanto, se enfrentará al rango de multas más altas recogidas en él --hasta los 6.000 euros anteriormente citados--. Otra de las actuaciones cuya sanción podría llegar a esta cantidad es, por ejemplo, poner en peligro la seguridad de los pasajeros trasladados.

Dos días libres obligatorios

Los conductores de vehículos VTC tendrán dos días de descanso obligatorio a la semana, siempre que el texto que propone el AMB, ente presidido por Ada Colau, sea aprobado hoy. El reglamento especifica que una de estas dos jornadas será entre un día entre semana y el otro, en fin de semana. Todas estas especificaciones se suman a las ya incluidas en el texto legislativo impulsado por el Govern: estos trabajadores no podrán captar a pasajeros en la calle y tampoco podrán usar la geolocalización para que los usuarios sepan por dónde están circulando.

Eso sí, se utilizará un dispositivo de localización para conocer cada metro que recorran estos vehículos y saber dónde están en cada momento. En concreto, "los vehículos afectos a los servicios urbanos deberán disponer de un dispositivo homologado que permita acceder a los trayectos realizados y puntos de estacionamiento, de forma georeferenciada y con horarios de prestación", refleja el documento. Gracias a toda esta información, se podrá fiscalizar que los VTC cumplan con las restricciones que les impone el nuevo reglamento metropolitano. Además, si el vehículo se encuentra en circulación en el área metropolitana barcelonesa pero no lleva pasajeros, "el conductor tendrá que justificar la inscripción del servicio en el registro de servicio correspondiente o, si es el caso, que se dirige a su lugar de estacionamiento". 

Barcelona, fuera de 'Smart cities'

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada ha dado a conocer un documento en el que asegura que Barcelona quedará fuera de red de Smart Cities por la falta de Uber y Cabify. El Estudio de Movilidad Ciudadana  apunta que el veto ya aceptado por la Generalitat y futuramente reforzado por el AMB provocará la "expulsión" de la ciudad de esta al diseño de soluciones inteligentes y el desarrollo de políticas de movilidad urbana, ya que estas entrarán en conflicto con "buena parte de los criterios con los que ahora funciona el taxi", al igual que ha ocurrido con las VTC.

El informe considera que "transigir" con la pretensión de los dirigentes del taxi de limitar las plataformas de movilidad anula las opciones de desarrollo urbano que proporciona la tecnología.