Menú Buscar

La versión balompédica del proceso en TV3

Pablo Planas
31.07.2017
5 min

Impresionante ejercicio de periodismo de investigación en TV3. Ojo al dato, como decía José María García antes de proclamar cada noche el fin de los tiempos si Pablo Porta no dimitía de su poltrona de presidente de la federación española. El asunto es gravísimo, al punto de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, debería ser destituido ipso facto. Turbios manejos, negocios sucios, insoportables presiones de los poderes fácticos, corrupción a mogollón. Ahí van las exclusivas, noticias bomba en un reportaje de impacto intitulado Jocs Fiscals: a Cristiano Ronaldo se le trata mejor que a Messi; en el palco del Bernabéu no paran de complotar contra el Barça y contra el crack argentino; Florentino Pérez, a la sazón presidente blanco, es la mano negra y el astro portugués es un chulo pirulo con licencia fiscal para defraudar.

El equipo de deportes de TV3 ha llegado a tales hallazgos gracias a la colaboración de los directores de los diarios deportivos de Barcelona y Madrid así como de algunos renombrados periodistas deportivos, auténticas eminencias encabezadas por Ernest Folch, quien desde su atalaya del Sport avizora las torticeras maniobras del complejo "Madrit" para acabar con el Barça, con Cataluña y con el proceso porque todo está conectado. A punto estuvieron de lograrlo. Antes de ser condenado por tres delitos fiscales a 21 meses de prisión que no deberá cumplir porque carece de antecedentes, el futbolista se emparanoió con que lo iban a meter en la trena y a punto estuvo de forzar su salida del Barça para recalar en el Manchester City de Ferran Soriano y Josep Guardiola. A última hora, comentó la voz en off, al futbolista le dio "vértigo" el cambio de "cultura futbolística" y de compañeros.

Recién fichado por el City, Guardiola recibió una llamada de Mánchester en la que se le avisaba de que el jugador quería hablar con él y como casualmente estaba por Cataluña (en una celebración familiar en El Vendrell, especificaba el reportaje) se fue a verle a su residencia de Castelldefels. Guardiola, acendrado barcelonista, encarnación de la ética del deporte, paladín del juego limpio, compendio de virtudes y un muchacho excelente, lejos de aprovecharse de la zozobra de su expupilo serenó al jugador. Le abrió los brazos sí, pero le recordó que su sitio está en el Barça. Qué lindo, che. Tampoco estuvo mal en la crisis Bartomeu, según TV3. Por lo demás, el Marca es la voz de Florentino, que en realidad es Darth Vader disfrazado y a Cristiano seguro que no le exponen en el banquillo de los acusados como hicieron con Messi. Un escándalo.

El caso es que el reportaje, que se emitió el sábado por la noche, no tenía nada que ver con la información que los mismos servicios destaparon sobre los chanchullos de la directiva azulgrana con los carnets que dejan libres los socios. Temazo. El socio cede su asiento a cambio de la mitad de un precio que el club triplica después porque ofrece a los turistas que compran esa localidad cervecita fresca, cava y canapés. "Vip experience" se llama el truco, que consiste en que un socio libera su plaza y el club le paga una birria mientras le cobra al guiri hasta mil euros. De hecho, lo de Jocs Fiscals rezumaba un tono tan elogioso de la entidad que como la verdad no se puede rectificar parecía una compensación por el tema "vip". Se atribuye el mérito a un directivo del Barça al que sus enemigos en la junta llaman "Cococolo", con mucha mano entre los fundadores de TV3.

Artículos anteriores
¿Quién es... Pablo Planas?
Pablo Planas

Periodista y colaborador de Crónica Global.