Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Fiebre del sábado noche con el doctor Marhuenda

El director de 'La Razón' saca a relucir sus títulos en La sexta noche y sostiene que Rajoy ha enchufado a Soria porque el presidente "es muy buena persona"

3 min

Francisco Marhuenda es un "hombre del Renacimiento", le chufleaba Eduardo Inda al director de "Mi periódico" (La Razón), sentado a su lado en el primer ¿debate? de la temporada de La sexta noche, el maratoniano programa de Iñaki Gil. Nada más dura la pejiguera que de las nueve y media a las dos y media de la madrugada. Tela.

Flojos de remos, romos de astas y sin trapío alguno la mayoría de los intervinientes dadas las cansinas consignas y las rigideces del formato, que debería ser más "Tómbola" para no provocar el efecto de una dormidina. La cuestión es que estaba Marhuenda defendiendo a Rajoy, cosa rara, y salió el tema del artículo 99 de la Constitución. En prime time. Ni Terelus y Matamoros ni fútbol. El artículo 99, relativo a las formalidades de la investidura, nada menos. Y principió Marhuenda: "En opinión de este humilde profesor...". De ahí se pasó sin solución de continuidad a la relación de títulos académicos que atesora el antedicho, que dijo ser "doctor en periodismo, jurista, profesor de Derecho Constitucional e historiador". También salió la obviedad de que es comisario honorífico, una acusación en la que se insiste mucho pero que es munición de fogueo.

Así pues que el sábado por la noche, la fiebre es el periodista barcelonés y su colección de muecas, con la que el realizador apuntaba los comentarios de Jesús Maraña (de InfoLibre) sobre la maldad intrínseca de Rajoy. Fue un trato encarnizado al modesto colaborador e ilustre doctor, que a la pregunta de cómo era posible que Rajoy hubiera enchufado a Soria en el World Bank respondió: "Porque Rajoy es muy buena persona". Como en los Marines, nadie se queda atrás en la tropa de Rambo Rajoy. Pues un 10% de audiencia tuvo el programa, que no es moco de pavo.

Luego hubo un debate entre los economistas Gonzalo Bernardos (desde Barcelona) y Juan Ramón Rallo (en Peñíscola) sobre los efectos de la interinidad política, una cosa que si se cuenta en el extranjero se creen que los telespectadores en España son todos honoris causa.

Pedazo de resultado también en el regreso de la audaz Ana Pastor y "El Objetivo". Un 9,2 de share que traducido a espectadores hace un total de 1.316.000. Pastor, a falta de más sustancia, organizó un debate, agárrense, entre Javier Maroto, Pablo Echenique, Óscar López y Fernando de Páramo, todos ellos unos demóstenes de cuidado. Lo mejor de este espacio fue que es sensiblemente más corto que el del sábado.