Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestación contra la violencia machista / EUROPAPRESS

La red sanitaria catalana detecta mil casos de violencia machista en mujeres embarazadas

El ICS advierte de que el confinamiento y el aislamiento social juegan a favor de los agresores, por lo que se ha comprometido a reforzar sus mecanismos de detección y atención a las víctimas

5 min

Profesionales de la atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS) han detectado un millar de casos de violencia machista en mujeres embarazadas en el último año. El ICS ha dado a conocer estos datos con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres que se celebra hoy, y ha anuncado el refuerzo de sus mecanismos de detección y atención a las mujeres que sufren violencia machista.

Los servicios de atención primaria del ICS registraron 2.135 casos de violencia durante el 2020. En el cribado de la violencia machista en embarazadas (sobre un total de 44.743 mujeres gestantes atendidas en Cataluña en los centros de Atención a la salud sexual y reproductiva (ASSIR) del ICS) desde noviembre de 2019 hasta octubre de 2020, se realizó un procedimiento de detección de maltrato a través de un cuestionario específico al 62%. En estas mujeres, alrededor de un 2% salió positivo y las profesionales que las atendían acabaron confirmando una situación de violencia machista.

Estrategia renovada

El papel del personal sanitario es fundamental en la detección y la atención de las mujeres que están en esta situación y, por ello, "se hace necesaria una renovada estrategia que ha puesto en marcha el ICS para mejorar la capacitación de los profesionales y proporcionarles las herramientas necesarias para poder hacer el abordaje de la violencia machista en los diferentes puntos de atención dentro del sistema de salud", explica en un comunicado. Actualmente, el organismo público tiene más de 45.000 profesionales en los diferentes niveles de atención en salud.

Una mujer embarazada, un sector en el que el personal del ICS se vuelca para detectar posibles casos de violencia / EP
Una mujer embarazada, un sector en el que el personal del ICS se vuelca para detectar posibles casos de violencia / EP

Este 25 de noviembre se conmemora en plena segunda ola de la pandemia del Covid-19 y "esta situación tiene también claras repercusiones en las mujeres que sufren violencia. El confinamiento y el aislamiento social no juegan a favor de estas mujeres, y sí a favor del agresor. Por ello, en esta pandemia las situaciones de violencia se han agravado y los profesionales del ICS disponen de más herramientas para la detección y el seguimiento de los casos en el actual contexto".

Durante los meses de confinamiento, el número de detecciones activas se redujo debido a la situación asistencial derivada de la pandemia. Por este motivo "las profesionales de la ASSIR trabajan para recuperar al máximo la actividad normal y, al mismo tiempo, incrementar la detección de violencia machista".

Formación de los profesionales

La formación de los profesionales es básica. Por ello, durante el 2020 se ha trabajado con el fin de poder disponer de más formación en línea para mejorar las habilidades de los profesionales. El ICS ha elaborado varias unidades formativas, conjuntamente entre profesionales de salud y de la Unión Consorcio de Formación, que se han extendido a toda Cataluña para llegar a una gran parte de los profesionales. El Departamento de Salud y el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) también han colaborado para acceder a los fondos del Pacto de Estado contra la violencia de Género. Una de ellas ha sido una formación creada a partir de una pieza teatral basada en casos reales de mujeres maltratadas. También se han llevado a cabo cursos específicos sobre violencia sexual, violencia obstétrica, atención en centros de urgencias hospitalarias y de atención primaria de víctimas de violencia machista y sobre la mutilación genital femenina.

Igualmente, el ICS cuenta con agentes de Igualdad en todo el territorio que, desde hace diez años, se encargan de promover todas estas iniciativas y de facilitar el acceso a información relevante al respecto. A la vez, la Comisión de Igualdad también ha promovido la campaña Planta cara. El año pasado, la primera parte de la campaña iba dirigida a las profesionales del ICS para animarlas a denunciar en caso de que sufrieran violencia machista. Este año, son profesionales del ICS las que explican casos reales de mujeres que han vivido una experiencia de este tipo. En esta iniciativa, las profesionales exponen cómo las atendieron y como los centros sanitarios son entornos seguros donde la mujer puede recibir ayuda y acompañamiento.

Destacadas en Vida