Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Juzgados de Figueres (Girona), donde el juez ha decretado el ingreso en prisión provisional para el presunto violador de una anciana  / GOOGLE MAPS

El presunto violador de una anciana de 95 años en Figueres ingresa en prisión

El joven, que podría enfrentarse a una pena de entre 12 y 15 años de prisión, ha reconocido “haber masturbado a una señora creyendo que era una amiga suya”

2 min

El Juzgado de Instrucción número 6 de Figueres (Girona) ha enviado a prisión provisional al detenido por presuntamente violar a una mujer de 95 años el pasado 21 de enero.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha explicado que la causa en su contra está abierta por un delito de agresión sexual “con la concurrencia de que la víctima es especialmente vulnerable por razón de edad”.

Operada de urgencia

Los hechos por los que ha ingresado en prisión sucedieron el pasado viernes 21 de enero, cuando el joven presuntamente se coló a través de una ventana en el interior del domicilio de la mujer y la violó.

La anciana, que vivía sola, pudo pedir ayuda mediante un dispositivo de teleasistencia. A causa de la agresión, sufrió graves heridas en los genitales y tuvo que ser ingresada y operada de urgencia.

Reconoce la autoría

Después de dos semanas de investigación, en las que los Mossos revisaron las cámaras de seguridad de la zona y tomaron declaración a los vecinos, ayer consiguieron dar con el principal sospechoso, que fue detenido por estos hechos.

El arrestado, de origen subsahariano, fue detenido por los agentes del Área de Investigación Criminal (AIC) de Girona y ha reconocido ser el autor de los hechos ante el juez. En concreto, ha declarado “haber masturbado a una señora creyendo que era una amiga suya”.

“No es creíble”

El juez considera que la versión del investigado, que explicó que había entrado en la casa de la anciana “por error”, no es “mínimamente plausible ni creíble", por lo que ha decretado su ingreso en prisión provisional. Por estos hechos podría enfrentarse a una pena de entre 12 y 15 años de cárcel.