Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un policía coloca las esposas a un detenido / MOSSOS

Piden 15 años de cárcel para el acusado de violar a su hijastra bajo amenazas de matar a la madre

La menor se quedó embaraza tras reiteradas agresiones sexuales del hombre, que se encuentra en prisión provisional tras incumplir la orden de alejamiento

3 min

La Fiscalía de Barcelona solicita 15 años de cárcel para el acusado de violar a la hija menor de su pareja en Sant Feliu de Llobregat bajo reiteradas amenazas de matar a la madre. El hombre, de 41 años y nacionalidad marroquí, está acusado de un delito continuado de agresión sexual.

Según recoge el escrito de acusación del ministerio público, las agresiones se produjeron entre junio de 2018 y mayo del año siguiente, cuando el hombre, B.A., comenzó a acosar a la menor, a la que realizaba tocamientos e intentaba besar.

Amenazas de muerte a la madre

Poco después, comenzaron las amenazas. El procesado advirtió a la niña, que entonces tenía 15 años, de que "si no se dejaba tocar" trasladaría a su madre que fumaba y tenía novio. Más adelante, en febrero de 2019, el hombre realizó una llamada delante de la menor en la que preguntaba a su interlocutor si "podría matar a su mujer por 1.000 euros".

Así fue como trasladó a la víctima que si no le obedecía, mataría a su madre y que a ella la llevaría a vivir a Alemania. Ese mismo día, relata la fiscalía, se produjo la primera agresión sexual en el domicilio donde residía la pareja con la menor.

Menor embaraza por las violaciones

Hasta mayo de 2019, el hombre la violó en cinco ocasiones más, llegando a dejarla embarazada, siempre bajo amenazas de matar a su madre. 

El acusado la recogía en la puerta del colegio y la llevaba hasta una caseta en un descampado de la localidad, donde la forzaba. En ocasiones, también en la vivienda.

Prisión provisional

El 13 de ese mismo mes, la madre vio como su pareja tocaba a la menor cuando estaban en casa. El mismo día, la progenitora la llevó al centro de Salud de Sant Andreu de la Barca, donde le realizaron el test de embarazo que dio positivo, por lo que se sometió a un aborto.

El juzgado de Instrucción 1 de Martorell acordó entonces una orden de alejamiento de la víctima pero, al incumplirla, y volver a amenazar de muerte a la madre de esta, Insutrcción 6 decretó el ingreso del hombre en prisión provisional.

Agresión sexual continuada

Por todo ello, la fiscalía reclama una pena de 15 años de prisión para B.A., así como una orden de alejamiento a 1.000 metros de la víctima durante una década, y una indemnización de 100.000 euros por los daños causados.