Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los viñedos de la provincia de Almería / EUROPA PRESS

Cerco a la empresa que distribuía 10 millones de botellas de vino falsificadas al año

Durante el registro en sus instalaciones, Mossos d'Esquadra se incautó de 750.000 productos acabados y 3,2 millones de distintivos de garantía falsos

4 min

Mossos d’Esquadra realizó varias entradas y registros en las instalaciones de una empresa vinícola de Borges del Camp (Baix Camp) a principios de octubre. Recibió una orden del Juzgado número 3 de Reus ante la sospecha de que dicha compañía incurría en un delito contra la propiedad industrial, fraude a los consumidores, publicidad engañosa y falsedad documental. De hecho, se ha demostrado que distribuía entre ocho y 10 millones de botellas falsificadas anuales desde 2017 y se ha procedido a solicitar a varias firmas de gran distribución que frenen su venta. Aun así, se deja claro que no son nocivas para la salud. Simplemente, el caldo que incluyen no es el que promete. 

Durante las entradas, los agentes de la policía autonómica se incautaron de 750.000 botellas de vino con distintivos de garantía falsos listas para vender y 3,2 millones de estas etiquetas fraudulentas. Se apunta a que los responsables establecieron durante cinco años un procedimiento que les permitía vender caldos bajo este epígrafe, pero que, en realidad, incumplían los requisitos de la denominación característica de los viñedos de Tarragona. 

Denuncia de los Consejos de Denominación de Origen

Las investigaciones se iniciaron el pasado julio a raíz de una denuncia presentada por los Consejos Reguladores de la Denominación de Origen Cualificada (DOQ) Priorat y de las Denominaciones de Origen (DO) Montsant y Terra Alta. Ponían en conocimiento de las autoridades que habían detectado la comercialización fraudulenta de vinos con distintivos de garantía falsos por parte de la empresa investigada.

Los agentes pudieron acreditar que la empresa sospechosa comercializaba de forma ilegal vinos de estas Denominaciones de Origen con marcas propias. En el caso de la DOQ Priotat y de la DO Montsant, adquirían productos ya embotellados a bodegas de esta denominación mientras que en el caso del DO Terra Alta los embotellaban en sus propias instalaciones, previa cualificación del vino y de la asignación de los correspondientes distintivos de garantía.

Los vinos afectados

Sin embargo, de forma simultánea, la empresa imprimía y colocaba en sus botellas distintivos de garantía que imitaban a los originales y que tenían la misma numeración asignada. Así, lograron comercializar vinos de falsa DO de forma incontrolada y fraudulenta. Los investigadores descubrieron que las numeraciones originales de los distintivos de garantía asignados por los diferentes Consejos Reguladores, efectivamente, se repetían. En total, los agentes intervinieron 23 bobinas con 5.000 distintivos de garantía falsos en cada una.

Los vinos afectados son los siguientes: Heredad Mestral 2017 (DOQ. Priorat), Heredad Mestral Ciervo 2017 (DOQ. Priorat), Vega Escal 2016 i 2017 (DOQ. Priorat), Clos Roja  2017 (DOQ. Priorat), Vinya Carles 2017 (DOQ. Priorat), Heredad Centum 2017 (DO Montsant), Vespral Gran Reserva 2014 (DO Terra Alta), Vespral RESERVA  2016 i 2017 (DO Terra Alta), Vespral Crianza 2016, 2017 i 2018 (DO Terra Alta), Armonico Selección 2017  i 2018 (DO Terra Alta), Armonico Gran Selección 2016 i 2017 (DO Terra Alta), Vespral Vendimia Seleccionada 2018 (DO Terra Alta), Grafico Gran Selección 2018 (DO Terra Alta), Grafico Selección 2019 (DO Terra Alta).

No suponen un riesgo para la salud

Los vinos señalados anteriormente han sido inmovilizados con el objetivo de poner fin al fraude a los consumidores y el prejuicio ocasionado a las Denominaciones de Origen. Se reitera que no representen ningún riesgo para los consumidores.