Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Basuras acumuladas en Vilanova i la Geltrú, en una imagen de archivo / CG

Vilanova i la Geltrú, a las puertas de una huelga total de limpieza en la semana de su Carnaval

Al paro indefinido de la recogida de basuras iniciado este lunes, se le puede sumar el viernes el del servicio de viaria, que se encarga de limpiar las calles

5 min

Vilanova i la Geltrú afronta el riesgo de una huelga de limpieza total justo la semana en la que empieza su célebre Carnaval. La localidad barcelonesa vive desde este lunes un paro indefinido de su servicio de recogida de basuras, al cual se puede sumar a partir del viernes otro más: el de la limpieza de sus calles.

El primero de los dos conflictos ha estallado ya y enfrenta al comité de empresa de Valoriza --la empresa que en la actualidad gestiona la recogida de basuras-- y el ayuntamiento de la ciudad. Sus diferencias son, por ahora, insalvables por un punto discordante: la inclusión del convenio colectivo que tienen con esta compañía en la licitación del nuevo servicio de recogida.

El ayuntamiento asegura haber cumplido

El consistorio lamentó este lunes el inicio del paro indefinido, asegurando que ha cumplido las demandas de los trabajadores, también en lo relativo a este punto. Así, asegura en un comunicado que el viernes incluyó esta modificación en el perfil del contratante, y se lo comunicó al Tribunal Catalán de Contratos para que lo tenga en cuenta en la resolución que adopte próximamente sobre las alegaciones a la licitación. Una licitación que, asegura, se encuentra ahora mismo parada por los recursos interpuestos por Valoriza y su comité de empresa.

¿Cuál es, entonces la discrepancia? El hecho de que los sindicatos piden también que se retire la licitación para renegociar con Valoriza el convenio, al haber caducado el pasado 31 de diciembre, o bien pactar uno nuevo, según señala el consistorio.

Paso insuficiente, según el comité

Fuentes del comité de empresa de residuos de Valoriza agradecen al Ayuntamiento de Vilanova el paso dado en este sentido, pero lo consideran insuficiente, pues aseguran que siempre han reclamado que las condiciones y posibles mejoras del nuevo convenio se incluyan también en el pliego de contratación. Entre otras razones, para poder tener defensa jurídica en caso de incumplimiento. Así, recuerdan que en septiembre pidieron tiempo para poder negociar el nuevo convenio, pero el pliego salió sin mencionarse esta circunstancia.

Con ello, según el comité, se bloquearon de paso las negociaciones con Valoriza. Al respecto, el Ayuntamiento de Vilanova considera que esta condición "está en manos de los trabajadores y la empresa, ya que la Administración no tiene competencia para intervenir o impedir la negociación del convenio entre cualquier empresa y cualquier comité".

Conversaciones en el aire

El gobierno municipal, asimismo, ve "urgente e imprescindible" un cambio de modelo de recogida "ante la ineficiencia del servicio actual", y se mantiene abierto a "continuar dialogando con el comité de empresa para encontrar una solución", según su nota.

El contrato de recogida de basuras de Valoriza en Vilanova empezó en 2010, y desde 2018 se encuentra prorrogado, razón por la cual el ayuntamiento asegura haber aprobado en septiembre la licitación del nuevo contrato. El Tribunal Catalán de Contratos todavía debe pronunciarse sobre el asunto, momento en que se retomará el proceso de contratación ahora detenido.

Servicios mínimos

Los servicios mínimos decretados para esta huelga de recogida de basuras contemplan la de la fracción orgánica y de rechazo cada 48 horas, mientras que la selectiva de papel y cartón se hará al 50%. La recogida no se verá alterada en el entorno de centros sanitarios, asistenciales, educativos con servicio de comedor y áreas de mercados.

El consistorio, asimismo, mantiene su recomendación a la ciudadanía de "minimizar siempre que sea posible la tirada de residuos que se puedan guardar en casa", como por ejemplo "papel, envases o voluminosos".

... Y el viernes, otra posible huelga

Por lo que respecta al otro conflicto, el de la limpieza viaria de las calles de la ciudad, enfrenta a su comité de empresa correspondiente con Valoriza --no con el ayuntamiento-- por otra razón diferente: en su caso, la falta de actualización del IPC de 2020 y 2021, según aseguran a este medio fuentes de la parte laboral.

El miércoles está previsto un acto de mediación y, si no se llegara a un acuerdo, este viernes 25 de febrero empezaría esta otra huelga.