Menú Buscar
Imagen del IrsiCaixa, el Instituto de Investigación del Sida, en el que colabora la Obra Social "La Caixa" / CG

Tres avances clave contra el VIH en Cataluña en un año

Hospitales de la región han presentado el ensayo de una vacuna, novedades con 'virus defectuosos' y descartado un identificador de células latentes

18.04.2018 21:30 h. Actualizado: 21.01.2019 19:09 h.
3 min

Investigadores de hospitales situados en Cataluña han presentado tres avances clave contra el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en un año. Científicos de centros médicos de la región han presentado el ensayo de una vacuna terapéutica para controlar la infección, han demostrado que heredar una carga viral defectuosa provoca que no avance y han descartado identificadores de células latentemente infectadas en apenas 14 meses.

En un día en el que el Hospital Universitario Vall d'Hebron ha presentado un descubrimiento clave en este último campo, cabe recordar la contribución de los laboratorios catalanes en la lucha contra el virus que puede llegar a causar el sida en sus fases más desarrolladas. El más importante de ellos fue la presentación de una vacuna terapéutica contra el avance de la infección que funcionó en cinco pacientes de Barcelona. El descubrimiento lo codirigió el IrsiCaixa o Instituto de Investigación sobre el Sida y concluyó que existen grupos poblacionales que pueden controlar el virus con su sistema inmunológico tras someterse a un tratamiento antirretroviral (TAR).

'Virus defectuoso'

El mismo instituto participó en un ensayo comprobado sobre los virus defectuosos heredados y que vio la luz a principios de abril. Según el trabajo firmado por el IrsiCaixa y científicos del Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de La Laguna de Tenerife, cuando alguien contrae VIH lo hace de por vida, pero la infección no se desarrolla igual en todas las personas.

Los tres laboratorios han confirmado que en un pequeño grupo de pacientes, menos del 1% del total, la infección no avanza aunque no tomen antirretrovirales. Ello se produce porque la cepa VIH-1 con la que se han infectado presenta defectos en la envoltura externa. Si un ser humano contrae ese virus defectuoso, su infección no se desarrollará.

Células latentes

Relacionado con ello, los laboratorios de Investigación Transnacional del virus y el IrsiCaixa han colaborado con otros dos centros internacionales, el The Wistar Institute, de Filadelfia, y la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos), para descartar que la molécula CD32 sea un marcador de células latentemente infectadas.

Aunque pueda parecer un paso atrás en la lucha contra la infección, los centros de investigación españoles han subrayado que el avance les permitirá aislar las células activas, algo muy eficaz en caso de estar sometido a tratamiento con antirretrovirales, y a acotar la vía para dar con un marcador que sí detecte esas células en las que el VIH no se ha activado.