Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Distintas botellas y otros envases de vidrio / EUROPA PRESS

Más vidrio y menos plástico: el aislamiento domiciliario cambia los hábitos de consumo

Un estudio revela que el 36% de los encuestados aumentó la adquisición de alimentos en cristal durante el encierro para evitar la acumulación de basura y por la adquisición de productos no perecederos

Alba Giraldo
6 min

El estado de alarma alteró los hábitos de consumo de los españoles en los supermercados. Varios estudios hicieron evidente que el número de compras se redujo al tiempo que se incrementaba el tamaño de la cesta.

Los consumidores también eligieron productos diferentes a los de su compra habitual, ya fuera por acudir a un súper distinto, por pasarse a las compras online o por un cambio en la sensibilidad de la población en cuestiones de precio, salud y conciencia ambiental. Esto afectó también al consumo de los diferentes materiales de envasado y su reciclado.

La adquisición de productos en vidrio aumenta

Un estudio de Friends of Glass, la plataforma europea de consumidores a favor del envase de vidrio y su reciclado, revela que, durante la reclusión, hasta un 36% de los encuestados compró más productos en vidrio ante el aumento del consumo de productos no perecederos. Este es un cambio hecho a conciencia, ya que más del 85% de los consumidores tuvo en cuenta el tipo de envase a la hora de elegir sus alimentos y bebidas.

Los resultados también demuestran que, dentro del contexto de la crisis sanitaria, el cuidado por el medio ambiente siguió presente en la mente de las personas. El 97% afirmó que el reciclado de envases formaba parte de sus hábitos.

El vidrio, el envase más respetuoso con el medio ambiente

Un 35% de los preguntados procuró comprar envases más sostenibles. En este sentido, más de la mitad de los encuestados coincidió en la percepción de que el vidrio es el envase menos dañino para el medio ambiente.

Los envases de vidrio se fabrican con materias primas naturales y sostenibles, como la arena de sílice, el carbonato de sodio y la caliza. El cristal es 100% reciclable infinitas veces; de un envase reciclado nace otro con las mismas garantías, sin perder calidad ni cantidad en el proceso. Además, es inerte, por lo que no altera ni el contenido, conservando los aromas y sabores originales, ni el entorno, ya que está libre de contaminantes.

La nostalgia de volver al bar

Karen Davies, representante de Friends of Glass España, explica que la gente está acostumbrada a consumir las bebidas en los bares, y estas normalmente vienen en envases de vidrio. “Esa nostalgia durante el confinamiento de volver a las terrazas y de intentar tener la normalidad en casa ha hecho que la gente comprara más bebidas en vidrio”, asegura.

Davies se encuentra satisfecha por las buenas noticias de la salud del medio ambiente durante el encierro. “Ha ganado terreno la naturaleza”, comenta. La representante de Friends of Glass también cree que el hecho de realizar compras más grandes y separadas ha hecho ver “cuánta basura y residuos se generan” y, por tanto, ha hecho que las personas “se replanteen cuáles son los envases en los que compran sus alimentos y bebidas”.

El plástico, el material más perjudicial

Más de un 20% de los encuestados dice que evitó la generación de residuos de envases plásticos durante el aislamiento porque les seguía preocupando la salud del planeta. Y más del 60% lo señaló como el material de envasado más perjudicial para el entorno.

Sin embargo, otro 20% manifestó que había aumentado su consumo de plástico, pero el 51% señaló que el motivo era no tener la posibilidad de elegir entre otras alternativas de envasado, y al 40% le preocupaba el impacto medioambiental que podría acarrear.

Alternativas de envasado

Realmente, ¿hay alternativas al plástico? “Cada vez hay más recursos”, afirma Davies. Al principio, los supermercados “quizás tenían menos alternativas”, pero actualmente “hay muchas posibilidades”, asegura.

La representante de Friends of Glass explica que desde la compañía están haciendo actuaciones para que incluso los establecimientos “sean conscientes de que el consumidor quiere poder elegir envases más sostenibles y tener la opción de comprar el mismo producto, pero en un envase de vidrio”.

La campaña #ChinChinConVidrio

Friends of Glass lanzó una campaña de concienciación acerca de la importancia de seguir eligiendo y reciclando envases de vidrio durante el estado de alarma bajo el hashtag #ChinChinConVidrio. La iniciativa propuso una cadena de brindis por la salud de las personas y la del medio ambiente.

La campaña contó con la participación del actor Maxi Iglesias (Valeria, Ingobernable, Desaparecidos), principal embajador de la iniciativa de Friends Of Glass desde 2017, así como con la influencer María Pombo, la periodista Melissa Jiménez y la pareja de actores Natalia Sánchez y Marc Clotet