Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos han detenido a un hombre acusado de matar a su pareja / MOSSOS

[VÍDEO] Desmantelado un grupo criminal que organizó macrofiestas ilegales durante las restricciones

Los Mossos d'Esquadra detienen a tres personas por gestionar verbenas ilegales en viviendas de turismo rural incumpliendo las medidas sanitarias del Covid

3 min

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado a un grupo criminal especializado en organizar macrofiestas ilegales cuando aun estaban vigentes las restricciones del Covid. Hay un total de tres detenidos, a quienes se les atribuye al menos 25 delitos de estafa y falsificación documental

Los presuntos autores gestionaban eventos ilegales en viviendas de turismo rural. Ello sin el consentimiento de los propietarios y sin abonar el importe del alquiler del espacio, el del material de hostelería ni la compra o contratación de servicios básicos como cátering o bebida. Actuaron en las comarcas del Maresme, Noguera, Garraf, Pla de l’Estany, Alt Camp, Baix Empordà, Gironès, Bages, Osona, La Selva y el Tarragonès

 

'Modus operandi'

Los autores contactaban con los responsables de las viviendas o con las empresas de servicios, ocultando su identidad bajo datos falsos. En algunos casos utilizaban copias de documentación de otras personas o a una tercera persona como intermediaria. Una vez iniciado el contacto, enviaban un justificante conforme que habían realizado la paga y señal con datos falsos, haciendo creer al destinatario que el pago no llegaría hasta pasado el fin de semana debido a las condiciones del banco. 

Así pues, ellos nunca realizaban el pago de la casa, pero sí obtenían de forma íntegra el beneficio económico derivado de la venta de entradas y de consumiciones que le hacían llegar los asistentes a la fiesta. La investigación estima que la cantidad defraudada es de 200.000 euros

Una masía como la utilizada como escenario para la macrofiesta / EUROPA PRESS
Una masía como la utilizada como escenario para la macrofiesta / EUROPA PRESS

Hasta 400 personas

Aunque el aforo de las viviendas que alquilaban no excedía los 10 o 15 residentes, la cantidad final de personas que asistían a las fiestas se estimaba entre 300 y 400. Los investigados no daban la ubicación del evento hasta entrada la noche, con tal de reducir riesgos y no ser descubiertos por la policía. 

Los tres arrestados pasaron a disposición judicial el 8 de abril, para los que se ha decretado libertad con cargos. Además de los hechos penales que se les atribuyen, los Mossos d’Esquadra tramitaron denuncias por incumplir la normativa sanitaria en prevención del Covid, vigente en el momento de los hechos.