Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

[VÍDEO] Desarticulada una banda de atracadores de joyerías

Agentes de la Policía Nacional arrestan a cinco personas por robar alhajas por valor de 40.000 euros

3 min

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una banda dedicada a atracar joyerías de Madrid, tras arrestar a sus cinco integrantes. Tres de ellos en la capital, otro en Tarrasa (Barcelona) y el quinto, sobre el que pesa una orden de extradición por un homicidio, fue localizado en el aeropuerto de Toronto, con una falsa identidad griega

Según detallan desde el cuerpo, en solo uno de los robos, los implicados sustrajeron alhajas por valor de 40.000 euros. Para ello maniataron con bridas a los empleados del establecimiento. Durante los registros a los inmuebles de la organización, los agentes intervinieron cuatro armas de fuego simuladas, 63 piezas de joyería, 15 teléfonos móviles, así como varias tarjetas SIM y equipos de comunicación. 

Dos atracos

La investigación, que se ha alargado durante un año, permitió a agentes de la Brigada provincial de Madrid acreditar que dos atracos a joyerías madrileñas, ejecutados por autores diferentes, guardaban relación entre ellos. En uno de los casos, el propietario del establecimiento resultó herido tras resistirse a los atracadores que "actuaron con gran violencia". Por ello necesitó asistencia sanitaria. 

Una vez identificados los presuntos autores, el conjunto de la organización y su reparto de funciones, la policía procedió al arresto de cuatro de ellos a principios de septiembre. Diez días después, localizaron al fugitivo en Toronto, sobre el que pesaba una orden de extradición por el quebrantamiento de su condena a catorce años de prisión por un homicidio, cometido en Madrid en 2009. Se encontraba en paradero desconocido desde 2012. 

Prisión para cuatro

Cuatro de los cinco arrestados, acusados de robo con violencia, detención ilegal y lesiones, han ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial. El grupo desarticulado, que operaba en España, pertenecía a una red itinerante europea que se encargaba de las labores de apoyo y dotación de medios al resto de integrantes, según apunta la Policía.